viernes, 31 de marzo de 2017

EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS ABRIL 2017. HEMISFERIO NORTE-EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS ABRIL 2017. HEMISFERIO SUR

EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS ABRIL 2017. HEMISFERIO NORTE


https://youtu.be/0r0WGrMxYhM


EFEMÉRIDES ASTRONÓMICAS ABRIL 2017. 

HEMISFERIO SUR


https://www.youtube.com/watch?v=n-Dsz_kh41Y

ASTERiaS: navegando a vela en los mares de Titán

ASTERiaS: navegando a vela en los mares de Titán

Daniel Marín 23MAR1741 Comentarios

A estas alturas todos sabemos que Titán es el único mundo del sistema solar además de la Tierra con mares y lagos en su superficie. Por supuesto, la diferencia con la Tierra es que no están hechos de agua, sino de metano. Desde que la sonda Cassini descubrió y cartografió los lagos titánicos de hemisferio norte se han propuesto varias misiones para estudiarlos in situ, siendo la propuesta más famosa la sonda TiME. Esta nave no fue elegida por la NASA por ser demasiado cara para una misión de tipo Discovery y porque debía usar generadores de radioisótopos de tipo Stirling (ASRG), un tipo de RTGs cuyo desarrollo fue cancelado por la NASA hace unos años. TiME se presentaba como un barco para estudiar los lagos de Titán, aunque en realidad era más un flotador. Pero, ¿cómo sería navegar con un barco de vela en Titán?¿Es posible?


Propuesta de diseño de un barco a vela para Titán (William O’Hara).

Un barco en Titán flotaría en metano casi puro, no en agua, lo cual supone un contratiempo. La densidad del metano líquido es el 42% de la del agua, lo que significa que el empuje generado por volumen de líquido desplazado será menor de la mitad. Dicho de otra forma, para flotar un barco en Titán deberá tener sumergido un porcentaje mayor de su volumen que en la Tierra. Además la menor densidad del metano provocará una menor estabilidad ante los vaivenes producidos por las posibles olas o el viento. Pero un mar de metano también tiene su lado positivo: además de su menor densidad este líquido presenta una menor viscosidad —el 8% de la del agua—, por lo que la resistencia al movimiento también será significativamente menor.

Pero una vez solventado el problema de la flotabilidad hay que hacer frente a otro obstáculo: la temperatura. La superficie diurna de Titán disfruta de unos 180º C bajo cero. Un barco en Titán experimentará fuertes pérdidas térmicas, así que será necesario aislar muy bien el vehículo y dotarlo de una fuente de calor relativamente potente (otras sondas experimentan temperaturas similares o inferiores, pero están situadas en el vacío del espacio, o casi, no inmersas dentro de un líquido). Este último punto se puede solucionar usando el calor generado por el plutonio de un RTG. Puesto que no es práctico que una sonda a Titán use paneles solares, tendría que llevar RTG para que su autonomía fuese superior a unos pocos días. En cualquier caso, si se opta por usar baterías químicas convencionales siempre se pueden usar calentadores a base de plutonio o RHU, usados por Opportunity, Spirit o Cassini, por ejemplo.


Propuesta de sonda TiME a los mares de Titán (NASA).

Pero si queremos navegar ‘de verdad’ por los mares de Titán tenemos que enfrentarnos al asunto de la vela. La presión atmosférica en la superficie de Titán es de 1,45 atmósferas, o sea, un 45% superior a la terrestre. Y puesto que la gravedad de Titán es de solamente el 14% de la terrestre esto quiere decir que la atmósfera en Titán es 4,5 veces más densa. ¿La ventaja? Pues que las velas de un barco de Titán pueden ser mucho más pequeñas que en la Tierra, una gran ventaja para una nave espacial.

Obviamente, una vela sin viento no sirve para mucho, así que lo siguiente es saber qué velocidades alcanzan los vientos en Titán. La respuesta es que no lo sabemos a ciencia cierta, pero los datos de la Cassini dejan entrever la presencia de pequeñas olas en los lagos y mares. Olas pequeñas implican vientos débiles —del orden de 10 km/h—, pero estos estudios se han llevado a cabo principalmente usando observaciones durante el invierno del hemisferio norte. Justo ahora el hemisferio norte de Titán está en pleno verano y, con él, algunos investigadores creen que los vientos pueden alcanzar casi los 75 km/h. Recordemos que las estaciones en Titán duran siete años, así que habrá que esperar hasta mediados de los años 40 para volver a disfrutar de estas condiciones veraniegas en el polo norte de Titán. Por supuesto, nada impide enviar una sonda a los lagos septentrionales durante el invierno —siempre y cuando usemos un orbitador como repetidor, motivo por el cual TiME, que no llevaba orbitador, solo podrá lanzarse otra vez dentro de unos treinta años—, pero únicamente podríamos disfrutar de imágenes nocturnas.

Una propuesta de barco a vela para Titán es ASTERiaS (Autonomous Sailboat for Titan Exploration and Reconnaissance of Ligeia Sea), de William J. O’Hara, del centro espacial Johnson de la NASA. Como su nombre indica la sonda navegaría por el mar Ligeia, el segundo más grande de la luna tras el Kraken Mare y probablemente el mejor estudiado, con una profundidad de unos 200 metros. Esta sonda-barco estaría equipada con cámaras y espectrómetros, así como equipos de radar y sonar con el fin de explorar el enigmático mar Ligeia. Gracias a su vela, ASTERiaS sería capaz de moverse por el mar prácticamente sin gastar energía en el proceso. El barco sería un catamarán para aumentar su estabilidad.


Ligeia Mare (NASA).

Ni que decir tiene, el concepto de un barco sonda es muy romántico, pero también se enfrenta a varios problemas. Primero, todavía no conocemos bien el régimen de vientos de Titán, así que enviar un barco a vela parece un poco prematuro. Segundo, lidiar con vientos fuertes, si es que existen, no es una tarea sencilla para un barco autónomo. Es fácil diseñar una sonda que se limite a flotar en los mares de esta asombrosa luna, pero mucho más complicado que pueda superar una galerna titánica, nunca mejor dicho.

Referencias:


NASA just captured a photo of Jupiter that you won’t believe is real

NASA just captured a photo of Jupiter that you won’t believe is real
Mike Wehner


BGR News March 27, 2017

NASA has managed to capture some pretty stunning photos of all the cool stuff they’ve spotted over the years, and rarely does it fail to amaze. There’s  images of planet surfaces, the rings of Saturn, and even black holes flying through space totally unchecked. Rarely, however, does a photo look so unreal that at first glance you’d be likely to mistake it for a work of Earthling art. A new photo captured by NASA’s Juno spacecraft falls into that category, and oh what a sight it is.
The image, originally taken by Juno’s “Juno-Cam” camera, was taken in early February and shows Jupiter’s ever-swirling mass of storm clouds from an altitude of roughly 9,000 miles. The storms which continually rock the planet take on a milky appearance when captured up close, and a citizen scientist named Roman Tkachenko took the liberty of enhancing the photo’s colors to bring out even more of the defining lines and edges.
The Juno craft, packed with all kinds of fancy monitoring equipment, made its fifth flyby of the planet on Monday, which is also the fourth “science orbit,” which is the name they give the flybys when all the instruments on board are up and running. The craft’s next flyby won’t happen until late May 2017, so it’s a rare and exciting event when one of these close passes goes by without a hitch. The craft’s data is currently being sent to Earth where researchers will continue to mine it for precious information about our solar system’s most intimidating planet.
Related Video:
For more news videos visit Yahoo View, available now on iOS and Android.
Trending right now:


jueves, 30 de marzo de 2017

Radio Skylab Episodio 18: Presurización

Radio Skylab Episodio 18: Presurización

Ya tenemos aquí el programa 18 de Radio Skylab. Esta semana continuamos con las noticias sobre el posible regreso a la Luna. El primer tema lleva como título la nueva carrera espacial, y comentamos las novedades de Blue Origin, los rumores del interés chino por ir a la Luna y los presupuestos de la NASA que requieren investigar la posibilidad de ir a la Luna en 2020. En la segunda parte, continuamos en el Sistema Solar, y explicamos la receta para terraformar Marte y convertirlo en un lugar habitable. Más los comentarios de los oyentes en la sección de retroalimentación y descubrimiento de contenidos en la sección de recomendaciones. La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro), y estás invitado a transportarte con nosotros a un viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.
Recuerda que puedes seguirnos en la página web de Radio Skylab, en iVoox (Podcast Radio Skylab) o iTunes. También estamos en Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). ¡A pasarlo bien con el programa!


http://danielmarin.naukas.com/2017/03/15/radio-skylab-episodio-18-presurizacion/


Enlaces de recomendaciones


La semana en imágenes

La semana en imágenes.
La sombra de Ganímedes.


Cuando se acerque a su oposición a principios del mes próximo, Júpiter nos ofrecerá algunas de sus mejores vistas telescópicas. Mientras tanto, el pasado 17 de marzo, esta imagen impresionantemente nítida y detallada del gigante de gas del sistema solar, fue tomada por un telescopio robotizado, desde un observatorio en Chile. Claramente podemos observar las bandas oscuras y zonas claras del planeta adornadas por sus peculiares tormentas. La luna más grande de Júpiter y del Sistema Solar, Ganímedes, está por comenzar su tránsito por el planeta, mientras, sobre este, la sombra de la luna ya lo ha iniciado y se observa sobre las cimas nubosas de la zona norte de Júpiter. La otra luna que se aprecia en la imagen, abajo y a la derecha es Io.


Crédito de la imagen: Damian Peach, Chilescope.
Fantasmas y Espejos.
En realidad no son fantasmas en aparente movimiento los que se ven sobre el telescopio espacial James Webb. Esta imagen de larga exposición fue capturada a oscuras, mientras los ingenieros con sus luces infrarrojas y ultravioletas, barrían los segmentos del espejo teñido de oro del telescopio en busca de la más mínima señal de contaminación en este; estas condiciones hicieron que los ingenieros y sus luces quedase plasmados en la imagen como apariciones fantasmales. La imagen fue tomada dentro de un cuarto aislado totalmente limpio y estéril del Centro Espacial de Vuelo de Goddard.
El sucesor científico del Hubble, el telescopio espacial James Webb está diseñado principalmente para la exploración infrarroja del Universo temprano y el análisis de las atmósferas de exoplanetas. Su lanzamiento en un cohete Ariane 5, está previsto para el año 2018 desde la Guayana francesa, en las instalaciones de una base de la Agencia Espacial Europea.


Crédito de la imagen: Chris Gunn, NASA.
La luna Fobos, de Marte.
Extraordinaria imagen de la luna Fobos del planeta Marte. Según un nuevo estudio de astrónomos planetarios, esta luna podría fracturarse y formar un anillo transitorio en el planeta.

Crédito de la imagen: NASA / JPL-Caltech / Universidad de Arizona.
Venus instantes antes de la Conjunción Inferior.
El pasado 25 de marzo, el astrónomo aficionado Shahrin Ahmad, de Melaka, Malasia, logró capturar al planeta Venus antes de pasar a Conjunción Inferior (esto es, entre la Tierra y el Sol).
El Sol se encontraba apenas a 8 grados del planeta. Se inicia ahora el ascenso del planeta en los cielos de la madrugada.


Crédito de la imagen: Shahrin Ahmad, de Melaka, Malasia






El cometa, la lechuza, y la galaxia.

··· LA IMAGEN DE LA SEMANA ···
El cometa, la lechuza, y la galaxia.


El cometa 41P/Tuttle-Giacobini-Kresak, por un momento, posó para esta imagen astronómica, capturada el pasado 21 de marzo. De hecho, compartió un reducido campo estelar de un grado cuadrado – el tamaño de dos Lunas Llenas – con dos conocidas entradas del famoso catálogo de Messier del siglo XVIII.
Barriendo los cielos del hemisferio Norte celeste, justo debajo de la constelación de la Osa Mayor, el verdoso cometa situado a apenas 75 segundos-luz se observa al lado de la polvorienta galaxia espiral M108, ubicada a 45 millones de años-luz y de la nebulosa planetaria de La LechuzaM97 - a 12.000 años-luz. Esta última se encuentra dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.
El cometa fue bautizado con el nombre de sus tres descubridores y fue avistado por primera vez en el año 1858. Ahora transita su mejor aparición en 100 años y el próximo 1 de abril alcanzará su mínima distancia a la Tierra. El cometa orbita alrededor del Sol cada 5,4 años.
Crédito de la imagen: Barry Riu.
  


ALDA autoriza la publicación de toda la información vertida en esta página Web
si se cita la fuente.
··· Webmaster: Jesús A. Guerrero Ordáz
Última actualización: 25 de marzo de 2017  


LINKS

La estación lunar Deep Space Gateway (o cómo planea la NASA ir a Marte pasando por la Luna)

http://danielmarin.naukas.com/2017/03/29/la-estacion-lunar-deep-space-gateway/


Informes meteorológicos españoles desde Marte



http://danielmarin.naukas.com/2017/03/29/informes-meteorologicos-espanoles-desde-marte/#more-60338

Eligiendo el lugar de aterrizaje en Marte del rover chino de 2020


http://danielmarin.naukas.com/2017/03/27/eligiendo-el-lugar-de-aterrizaje-en-marte-del-rover-chino-de-2020/#more-60350

Una supertierra potencialmente habitable alrededor de la Estrella de Luyten

http://danielmarin.naukas.com/2017/03/19/una-supertierra-potencialmente-habitable-alrededor-de-la-estrella-de-luyten/#more-60279



La estrella más cercana a un agujero negro jamás vista

La estrella más cercana a un agujero negro jamás vista
·         Wed, 15/03/2017 - 15:00


Un equipo de astrónomos ha descubierto la que puede ser la danza orbital más apretada jamás vista alrededor de un agujero negro en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. A tan solo 2,5 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna, una estrella gira alrededor de un pozo cósmico a una velocidad vertiginosa, dos veces por hora. Ocurre a unos 14.800 años luz de nuestro planeta, en el cúmulo globular 47 Tucanae.
Aunque los astrónomos sabían de la existencia de este sistema binario desde hace muchos años, no fue hasta 2015 que un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de Curtin y el Centro Internacional de Investigaciones Radio-astronómicas (ICRAR), ambos en Australia, se percató de la auténtica identidad de sus miembros: un agujero negro que tira del material de una estrella compañera.
Las nuevas observaciones del observatorio Chandra de la NASA muestran que el sistema, conocido como X9, cambia en el brillo de rayos X cada 28 minutos, probablemente la cantidad de tiempo que tarda la estrella compañera en hacer una órbita completa alrededor del agujero negro.
Esto, junto con la evidencia de grandes cantidades de oxígeno en el sistema, hace creer a los científicos que X9 contiene una estrella enana blanca en órbita alrededor de un agujero negro a tan solo 2,5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.
«Esta enana blanca está tan cerca del agujero negro que su material se está desgarrando y vertiéndose en un disco de materia alrededor del agujero negro antes de caer en el mismo», explica el principal autor del estudio, Arash Bahramian, investigador de la Universidad de Alberta en Canadá y la Estatal de Michigan en Estados Unidos.
Objeto exótico
A pesar de que la enana blanca no parece estar en peligro de caer en el agujero negro o ser cada vez más desgarrada, su destino es incierto. «Creemos que la estrella pudo haber estado perdiendo gas en el agujero negro durante decenas de millones de años y en la actualidad ha perdido la mayoría de su masa», dice James Miller-Jones, profesor de la Universidad de Curtin e ICRAR.
«Con el tiempo, pensamos que la órbita de la estrella se hará cada vez más amplia a medida que pierda aún más masa, convirtiéndose en un objeto exótico similar al famoso planeta de diamante descubierto hace unos años», explica. También es posible que se evapore por completo.
Los científicos creen que el agujero negro pudo conseguir su estrella compañera tras el choque con una estrella gigante roja. Cuando el gas de las regiones externas de la estrella fue expulsado, se formó el sistema binario con la enana blanca. La órbita de la binaria se redujo a medida que fueron emitidas ondas gravitacionales, hasta que el agujero negro comenzó a tirar del material de la enana blanca.
Las ondas gravitacionales producidas por el sistema binario tiene una frecuencia demasiado baja para ser detectadas por las instalaciones en Tierra que confirmaron la existencia de estas ondas el año pasado (LIGO), pero es posible que futuros observatorios espaciales sean lo suficientemente sensibles para detectarlas.
Fuente: abc / MF