viernes, 24 de noviembre de 2017

Sorpresa en el planeta rojo: el agua líquida de Marte era en realidad arena

Sorpresa en el planeta rojo: el agua líquida de Marte era en realidad arena

Por Ángela Bernardo 20/11/17 - 21:04
Las inusuales zonas que aparecen y desaparecen en Marte podrían estar causadas por arena, según un nuevo estudio, que rechaza la evidencia de agua líquida.


Fuente: Pixabay.
En septiembre de 2015, la NASA aprovechó sus extraordinarios recursos de comunicación y marketing para asombrar al mundo. Durante días, la agencia espacial norteamericana alimentó los rumores sobre un inusual hallazgo en Marte, que se terminó publicando en la revista Nature Geoscience. Los investigadores habían descubierto sales hidratadas en el planeta rojo, una evidencia de la existencia de agua líquida en Marte. Aunque no era la primera vez que se sugería algo parecido, la noticia copó decenas de titulares y acaparó las portadas de los principales medios de comunicación de todo el mundo.
Los científicos creían que las hileras que aparecen y se desvanecen en el planeta rojo podrían deberse a flujos de agua salada, aunque nuevas evidencias parecen indicar lo contrario
La ciencia, sin embargo, no se construye a partir de evidencias definitivas y seguras, sino que toda investigación ha de ser reproducible y confirmada por estudios posteriores. El problema con el bombazo del anuncio del agua en Marte es que ni era definitivo ni completamente seguro, sino una prueba más que se añadía a la lista de evidencias que parecen confirmar que en el planeta rojo podría haber este líquido esencial para la vida. La propia NASA parece desdecirse de aquel artículo científico ahora a través de un nuevo trabajo, también publicado en Nature Geoscience, donde los científicos sugieren que lo que parecía agua en realidad podría ser arena.
Un equipo de investigadores del Servicio Geológico de Estados Unidos, la Universidad de Arizona, el Instituto de Ciencias Planetarias y la Universidad de Durham ha analizado en detalle las hileras estacionales, que aparecen y desaparecen del planeta rojo por culpa aparentemente de un hipotético flujo de agua salada en Marte. Las regiones conocidas en inglés como Recurring Slope Lineae (RSL) crecen gradualmente, se desvanecen cuando supuestamente están inactivas y reaparecen en la época más calurosa del año. Sus características habían llevado a los científicos a pensar que se debían a la filtración de agua líquida; sin embargo, su origen no está nada claro, y este nuevo estudio apunta que dichas fluctuaciones podrían ser ocasionadas por material granular de arena y polvo.


Fuente: NASA.
Según el estudio, el extremo terminal de las pendientes es idéntico a las laderas que se observan en las dunas de arenas, donde el movimiento está provocado por flujos de material granular seco. Los científicos rechazan ahora que el comportamiento de estas hileras se deba a la presencia del agua, ya que requeriría que el volumen de líquido corresponda a la longitud de la pendiente y, por ello, se produciría más líquido en regiones más extensas. Sin embargo, tras examinar 151 hileras, los científicos vieron que se trata de pendientes parecidas a pesar de tener longitudes muy distintas.
Las estrías detectadas en Marte se comportan de forma idéntica a las laderas que se observan en las dunas de arena, según el nuevo estudio, aunque otros científicos defienden que el mecanismo podría deberse a una combinación de ambos factores
"Habíamos pensado en las RSL como posibles flujos de agua líquida, pero las pendientes son más similares a lo que esperaríamos para arena seca", explica Colin Dundas, científico del Servicio Geológico de Estados Unidos y uno de los autores del artículo. "La nueva comprensión de las RSL apoya otras evidencias que muestran que Marte a día de hoy está muy seco", asegura. Su investigación, que se ha realizado en colaboración con el Mars Reconnaissance Orbiter, sugiere que la superficie del planeta rojo carece en la actualidad de agua líquida. Los autores del nuevo trabajo sí admiten, sin embargo, que pueda haber pequeñas cantidades de agua en las partes iniciales de estas hileras, ya que se han detectado minerales hidratados, pero la existencia de este líquido estaría en todo caso bastante limitada.
En opinión de Jesús Martínez Frías, jefe del Grupo de Investigación del CSIC de Meteoritos y Geociencias Planetarias en el Instituto de Geociencias (IGEO), los autores realizan un análisis de tipo topológico "muy interesante". La investigación, según el director de la Red Española de Planetología y Astrobiología (REDESPA), incide "más en la interpretación y modelización de lo observado que en la obtención de nuevos datos". Martínez Frías destaca que los hallazgos realizados en el pasado sobre las sales hidratadas y la estacionalidad del proceso son hechos inequívocos, pero no descarta que el mecanismo de movilización sea fruto de una combinación de agua y arena. "Muchas veces intentamos ser cainitas y la realidad nos confirma que pueden ser varias las causas necesarias para explicar el resultado final", agrega.
"Las RSL probablemente se originan por algún tipo de mecanismo único en el ambiente de Marte, por lo que representan una oportunidad para aprender cómo se comporta el planeta rojo, lo que es importante para la futura exploración de su superficie", señala en un comunicado difundido por la NASA Alfred McEwen, profesor de la Universidad de Arizona e investigador principal del experimento HiRISE. Los científicos creen que la comprensión de estas intrigantes regiones pasará, probablemente, por los estudios que se realicen in situ. El nuevo trabajo sugiere que las hileras no estarían lo suficientemente hidratadas como para albergar hipotéticamente vida microbiana, un hallazgo que obligará a los científicos, una vez que lleguemos al planeta rojo, a extremar las precauciones cuando exploren estas zonas para evitar cualquier contaminación con microorganismos procedentes de la Tierra.

El primer asteroide interestelar “no se parece a nada visto antes”

El primer asteroide interestelar “no se parece a nada visto antes”
Por Ángela Bernardo 20/11/17 - 18:20
Científicos estudian el origen y las características de 'Oumuamua, el primer asteroide interestelar de la historia, que "no se parece a nada visto antes".


Crédito: ESO/M. Kornmesser

Hace solo unas semanas los astrónomos descubrieron asombrados la existencia de un inusual objeto, denominado técnicamente C/2017 U1, con unas extrañas características. Al analizar la órbita que seguía este pequeño y rápido cuerpo, se dieron cuenta de que se trataba del primer asteroide interestelar. Las observaciones del telescopio Pan-STARSS 1, situado en Hawái, revelaron que el débil punto de luz correspondía a un objeto procedente fuera del sistema solar, al contrario que el resto de cometas o asteroides detectados hasta la fecha.
Los científicos han confirmado que ’Oumuamua es el primer asteroide interestelar de la historia
Con la aprobación de la Unión Astronómica Internacional, el extravagante cuerpo fue bautizado con el nombre de ’Oumuamua, que en hawaiano se refiere a "explorador". Desde entonces los investigadores han estudiado sus características antes de que el asteroide, que no presenta signos de actividad cometaria tras su paso por el punto más próximo al Sol, nos abandonase con dirección al espacio interestelar. Sus resultados han sido publicados hoy en la revista Nature.
Las observaciones acerca del origen y las características de ’Oumuamua confirman que se trata del primer asteroide interestelar. Este objeto, que ha viajado por el espacio durante cientos de millones de años, parece ser de naturaleza metálica o rocosa. Además, a diferencia de los objetos que se encuentran en el sistema solar, presenta una forma muy alargada, con una longitud de al menos 400 metros, una distancia diez veces mayor que su anchura. Los científicos sugieren que 'Oumuamua tiene además un color rojo oscuro, de forma similar a lo que ocurre con los objetos procedentes del sistema solar exterior.
El primer asteroide interestelar es capaz de modificar muchísimo su brillo a medida que va girando sobre su propio eje cada 7,3 horas. Según el estudio publicado en Nature, el asteroide interestelar es totalmente inerte, es decir, no cuenta con el menor atisbo de polvo a su alrededor. Las observaciones realizadas con el telescopio Pan-STARRS 1, junto con el Very Large Telescope, entre otros instrumentos, sugieren que 'Oumuamua es denso y que no cuenta con cantidades significativas de hielo ni de agua.
Se trata de un objeto rocoso o metálico, de color rojo oscuro, que ha vagado por el espacio durante millones de años
Las primeras estimaciones apuntan que el primer asteroide interestelar procedería de la dirección en la que se localiza Vega, en la constelación de Lyra. Sin embargo, a pesar de la rápida velocidad con la que se desplazaba, a 'Oumuamua le ha costado mucho tiempo alcanzar el sistema solar, por lo que los científicos creen que la brillante estrella no estaba cerca de la posición de este objeto cuando se situaba allí, hace aproximadamente unos 300.000 años.
Los científicos pretenden seguir estudiando de cerca este cuerpo con el fin de determinar con mayor precisión su origen. Lo que sabemos hasta ahora sobre este objeto, que no se parece a nada visto antes según señala el Observatorio Europeo Austral, sugiere que asteroides interestelares similares a él pasan por el interior del sistema solar al menos una vez al año. Sin embargo, al ser objetos tan débiles y difíciles de ver, resulta muy complicado monitorizar su trayectoria. El estudio de 'Oumuamua ha sido una oportunidad única para conocer más acerca de este tipo de cuerpos extravagantes que desconocíamos hasta ahora.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=79&v=Yzha7ji3lsM

jueves, 23 de noviembre de 2017

038 – SOBREVUELO


¡El último programa de Radio Skylab llega directo desde los anillos de Saturno!
http://radioskylab.es/2017/11/16/038-sobrevuelo/


Tenemos el placer de presentar un programa monográfico dedicado a esa apasionante misión que fue la sonda Cassini, presentado en esta ocasión por nada más y nada menos que Carolyn Porco. Hablaremos de la historia de Cassini y su sonda hermana Huygens, su periplo por el sistema de Saturno y sus principales descubrimientos durante veinte años de exploración. También responderemos a las preguntas de los oyentes en la sección de retroalimentación y terminaremos con nuestras recomendaciones. Los cosmonautas de Radio Skylab son Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro). Súbete a nuestra nave si quieres explorar el cosmos.
Suscríbete al programa en iVoox e iTunes.
Índice
·        04:12 Retroalimentación.
·        30:05 El legado de la misión Cassini-Huygens.
·        95:20 Recomendaciones.
Enlaces de recomendaciones
·        Unmanned Spaceflight.
·        Feynman, Jim Ottaviani.
·        Seán Doran.
Club de lectura
Recordamos que la novela que destriparemos tras noviembre es Cita con Rama, de Arthur C. Clarke.

Acción de Gracias en las alturas: astronautas festejan

Acción de Gracias en las alturas: astronautas festejan
AG | Foto: AP |Noviembre 22, 2017


Los astronautas en la Estación Espacial Internacional festejarán el Día de Acción de Gracias con la tradicional cena de pavo, puré de papas, camote acaramelado y relleno de harina de maíz.
Solo que en su caso serán alimentos deshidratados: basta agregar agua y, ¡buen provecho!
Los tres estadounidenses, dos rusos y un italiano tendrán de postre pastel de manzana y arándano.
El comandante Randy Bresnik dijo que echa de menos la cocina casera de su esposa, pero la apreciará aún más el año próximo.
Mark Vande Hei dijo que espera comer mucho y dormir la siesta, como si estuviera en su casa en Houston.
Joe Acaba sostuvo que festejar en el espacio es de por sí un “gusto especial”.
Será para ellos un día de trabajo normal, con la gran comilona por la noche.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Una "fuerza invisible" podría hacer prosperar vida extraterrestre en Encélado

Una "fuerza invisible" podría hacer prosperar vida extraterrestre en Encélado
·        Fri, 17/11/2017 - 20:48


Se cumplen 12 años, desde que los investigadores de Encélado, una de las lunas de Saturno, detectaron por primera vez una serie de chorros de vapor de agua, que se elevan hacia la superficie a través de fisuras en el hielo del Polo Sur.
Ahora, con los aportes de la extinta sonda Cassini, los expertos creen haber hallado una explicación para estos chorros de vapor de agua, que brotarían al exterior helado de Encélado, impulsados por un vasto océano global de agua salada y muy caliente.
Según cálculos científicos, Encélado contaría con una armadura de hielo con un grosor promedio de hasta 25 kilómetros de profundidad, y alcanzaría 1 kilómetros de grosor en la región del Polo Sur, por donde se producen las fugas hidrotermales.
«Un océano cálido y global con una vida de varios miles de millones de años sería un gran lugar para que la vida se pusiera en marcha: solo pasaron unos 640 millones de años para que la vida evolucionara de microbio a mamífero en la Tierra», aseguró la científica Monica Grady de la Open University, en el Reino Unido.
«Desafortunadamente, Encélado podría ser bastante joven: un artículo reciente propuso que la luna podría haberse formado hace unos 100 millones de años, ¿es ese un intervalo suficientemente largo para que la vida haya comenzado?», concluyó la investigadora.
Fuente: tuhistory / MF

La atmósfera, el papel de regalo que envuelve a la Tierra

La atmósfera, el papel de regalo que envuelve a la Tierra
Por Enrique Hernanz
hace 7 días
TWC España
Globo terrestre
(Yuri Arcurs vía Getty Images)




La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea la Tierra. Además de la parte que vemos y en la que vivimos diariamente, cuenta con otras capas que no podemos percibir pero que nos protegen de las hostiles condiciones del universo y también permiten que las condiciones del planeta sean las necesarias para vivir.
La primera de las capas de la Tierra es la troposfera. Se extiende desde la superficie hasta una altura de entre 11 y 15 kilómetros. En ella se desarrolla la totalidad de la existencia del planeta, puesto que alberga los valores de oxígeno necesarios para el desarrollo de la vida. Dentro de la troposfera, la temperatura, al igual que la presión atmosférica, baja de forma más o menos gradual según ascendemos.
En la troposfera también se produce la práctica totalidad de los fenómenos meteorológicos. Fuera de ella, concretamente en la estratosfera, tan solo se pueden observar ocasionalmente las nubes estratosféricas polares, compuestas en su totalidad por diminutos prismas de hielo.


Nube estratosférica polar
(Wikimedia Commons)
La estratosfera se extiende desde los 15 kilómetros hasta los 50 kilómetros aproximadamente. En ella se encuentra la capa de ozono. En concreto, a una altura aproximada de unos 30 kilómetros. Este ozono nos protege de los rayos dañinos del sol, de ahí la importancia de que actualmente se encuentre en un periodo de recuperación. En la estratosfera la temperatura fluctúa de forma contraria a la troposfera. Es decir, es más baja en la base y va ascendiendo según nos acercamos a la mesósfera.
Esta capa se extiende desde los 50 a los 80 kilómetros aproximadamente. Es la más delgada de todas y solamente contiene el 0,1% de la masa total de aire de la atmósfera. Es el lugar en el cual los meteoritos que se acercan a la Tierra comienzan a desintegrarse. La temperatura, al igual que en la troposfera, baja según ascendemos, llegando por término medio a valores cercanos a los -80ºC.
Por último encontramos la termosfera. Es la capa más amplia y abarca desde la cota de los 80 kilómetros hasta los 650 aproximadamente. En ella el aire es prácticamente inexistente y las pocas partículas que quedan se ionizan debido a la radiación ultravioleta.
La temperatura puede superar en esta capa los 1000ºC. Dentro de la termosfera encontramos la magnetosfera, una región en la que el campo magnético de nuestro planeta nos protege de los temidos vientos solares.

La principal misión periodística de The Weather Company es informar sobre noticias del tiempo de último momento, el ambiente y la importancia de la ciencia para nuestras vidas. Este artículo no necesariamente representa la opinión de nuestra empresa matriz, IBM.