jueves, 28 de abril de 2016

Identifican el mayor cúmulo de estrellas supermasivas conocido

Identifican el mayor cúmulo de estrellas supermasivas conocido

Astrónomos británicos han identificado un grupo de nueve estrellas 30 millones de veces más brillantes que el Sol, el mayor cúmulo estelar masivo identificado hasta ahora, según publica hoy la Royal Astronomical Society británica.

imageRotate
Son mucho más brillantes que el Sol (Archivo)
EL UNIVERSAL
jueves 17 de marzo de 2016  12:26 PM
Londres.-  Astrónomos británicos han identificado un grupo de nueve estrellas 30 millones de veces más brillantes que el Sol, el mayor cúmulo estelar masivo identificado hasta ahora, según publica hoy la Royal Astronomical Society británica.

Científicos de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, han utilizado imágenes del telescopio espacial Hubble para detectar el grupo de estrellas, a 170.000 años luz de la Tierra.

El "cluster", bautizado como R136, está ubicado en la Nebulosa de la Tarántula, dentro de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana que orbita alrededor de la Vía Láctea.

Los astrónomos señalan en su trabajo que el grupo incluye diversas estrellas extremadamente calientes y luminosas, cuya radiación se concentra en el espacio ultravioleta del espectro, reseñó .

Entre las docenas de estrellas en R136 cuyo tamaño excede en más de cincuenta veces la masa del Sol, se han detectado nueve cuyo tamaño supera las cien masas solares, reseñó Efe.

Con todo, ninguna de ellas supera a R126a1, la mayor estrella en el universo conocido, con más de 250 masas solares, situada asimismo en la Nebulosa de la Tarántula.

Las primeras evidencias del cúmulo descubierto ahora se remontan a 2010, cuando los astrónomos de Sheffield descubrieron cuatro estrellas que superaban el límite de masa que estaba generalmente aceptado entonces para ese tipo de cuerpos.

Ahora se han detectado cinco nuevas estrellas en esa formación, lo que pone sobre la mesa nuevas preguntas sobre la formación de estrellas supermasivas, cuyo origen todavía no se puede explicar por completo.

"Se ha sugerido que estos monstruos son el resultado de la fusión de estrellas menos extremas en sistemas binarios cerrados", señaló la investigadora Saida Caballero-Nieves.

Sin embargo, "por lo que conocemos sobre la frecuencia de las fusiones masivas, no pueden explicar todas esas enormes estrellas que vemos en R136", analizó la astrónoma.

Paul Crowther, autor principal del estudio, subrayó que el descubrimiento pone de manifiesto la vigencia del Hubble como instrumento científico de primer orden, a pesar de su antigüedad.

"Una vez más, nuestro equipo ha demostrado que, a pesar de llevar en órbita 25 años, hay algunas áreas científicas en las que el Hubble todavía es un instrumento único", afirmó.

El equipo de Crowther unió imágenes tomadas por la cámara Wide Field Camera 3, instalada en el telescopio orbital durante un paseo espacial en 2009 y capaz de fotografiar el espectro visible, con imágenes en ultravioleta del espectrómetro STIS, que fue reparado durante ese mismo paseo tras cinco años fuera de servicio.

El investigador británico subrayó que habría sido imposible distinguir las estrellas individuales en el cúmulo sin la resolución que alcanzan los instrumentos del Hubble.

¿Sabemos realmente de qué están hechas las estrellas?

¿Sabemos realmente de qué están hechas las estrellas?

Tan poderoso, que no podemos ni mirarlo directamente | Foto: BBC
Tan poderoso, que no podemos ni mirarlo directamente | Foto: BBC
Puede estar a 150 kilómetros de distancia, pero nuestra estrella brilla tan fuerte en el cielo que ni siquiera podemos mirarla con nuestros propios ojos sin dañarlos  

Cada día, como ha ocurrido durante miles de millones de años, el Sol se eleva por el horizonte de la Tierra.
Puede estar a 150 kilómetros de distancia, pero nuestra estrella brilla tan fuerte en el cielo que ni siquiera podemos mirarla con nuestros propios ojos sin dañarlos.
En la superficie, el Sol tiene una temperatura de 5.500º C, lo cual podría hacer derretir por completo cualquier sonda de aterrizaje incluso antes de que llegara a acercarse.
Es, literalmente, demasiado caliente para manipularlo. Pero eso no significa que no podamos estudiarlo.
De hecho, hay varias técnicas gracias a las cuales comenzamos a desentrañar los secretos de las estrellas repartidas por el cielo nocturno, así como los del astro de nuestro propio patio trasero. ¿Cómo es esto posible?
Dispersando la luz 
En 1802, un científico inglés llamado William Hyde Wollaston separó con un prisma la luz solar y observó algo inesperado: líneas oscuras en el espectro.
Unos años más tarde, el óptico alemán Joseph von Fraunhofer construyó un instrumento especial, el espectrómetro, para dispersar la luz mejor, y vio que existían más de estas curiosas líneas oscuras.
El Super K
Los científicos pronto se dieron cuenta de que las líneas oscuras mostraban dónde faltaban colores del espectro, pues había elementos dentro y alrededor del Sol que estaban absorbiendo esas ondas de luz específicas.
Por tanto, esas líneas oscuras indicaban la presencia de ciertos elementos como hidrógeno, sodio y calcio.
Era un descubrimiento inteligente, bello y sencillo, y nos mostró algunos elementos clave de nuestra estrella más cercana.
Sin embargo, tal y como apunta el físico Philipp Podsiadlowski, este enfoque tiene sus limitaciones.
"Sólo nos habla de la composición del Sol en la superficie, no explica nada sobre la composición de su interior", dice.
Entonces, ¿qué hay dentro de el Sol? ¿Y cómo adquirió su colosal energía?
Bajo tierra 
A principios del siglo XX surgió la teoría de que si los átomos de hidrógeno se fusionaran podrían crear un elemento completamente diferente –helio- y liberar energía durante el proceso.
El Sol era, por lo tanto, rico en hidrógeno y helio, y debía su gran poder a la formación de este último a partir del primero. Pero la idea todavía tenía que probarse.
"En 1930 se descubrió que la energía del Sol se debía a esa fusión, pero eso era tan sólo la teoría", explica Podsiadlowski.
Para poder saber más sobre la estrella que dio vida a nuestro mundo, era necesario sumergirse debajo de la Tierra.
De hecho, tuvimos que enterrar nuestros experimentos bajo las montañas.Así fue como se diseñó el detector japonés Super-Kamiokande (Super-K).
Espectro de luz
Unos 1.000 metros por debajo de la superficie, se encuentra una lúgubre sala de aspecto extraño.
Contiene un lago poco profundo de agua pura y 13.000 objetos esféricos cubren las pareces, el techo y el suelo bajo el agua.
Parece de ciencia ficción, pero el Super-K está destinado a entender mejor cómo funciona el Sol.
Estando tan dentro de la Tierra, es obvio que el Super-K no está construido para detectar la luz. En cambio, espera que se creen unas partículas muy especiales en el centro de nuestra estrella y volar a través de la materia como un avión vuela en el aire.
Hay muchos trillones de ellas pasando cada segundo. Y si no fuera por los detectores especiales, nunca hubiéramos sabido que están ahí.
Pero el Super-K puede revelar algunas de ellas, unas 40 al día, gracias a su detector de luz especial que fue creado cuando estas partículas, llamadas neutrinos, interactúan con su lago de agua pura.
La luz que se crea es muy débil, pero genera una suerte de halo que puede ser recogida por sus increíblemente sensibles detectores de luz.
Atómos que se fusionan dentro de una estrella
Algunos tipos especiales de neutrinos identificados con este método son considerados una prueba evidente de la fusión nuclear del hidrógeno en helio que ocurre dentro del Sol.
Y no conocemos otra explicación a la formación de los neutrinos.
Estudiarlos nos permite observar lo que sucede dentro del Sol casi en tiempo real.
Manchas solares 
Es fácil tener la impresión de que el Sol es un elemento permanente. Pero las estrellas tienen ciclos y esperanzas de vida, que varían según su tamaño y proporción.
En la década de 1980, investigadores que trabajaban en la Solar Maximum Mission, se dieron cuenta de que en el transcurso los últimos 10 años, la energía del Sol se ha desvanecido y después recobrado fuerza de nuevo.
Era increíble, además, el número de manchas solares –regiones del Sol con temperaturas más bajas- relacionadas con esta actividad: cuantas más había, más energía se liberaba.
"Esto es muy peculiar; cuantas más manchas solares hay, más elementos fríos, más caliente se vuelve el Sol", dice Simon Foester, del Imperial College de Londres, Reino Unido.
Foster dice que los científicos descubrieron el porqué.
Hay zonas especialmente brillantes en la superficie solar -llamadas antorchas- que coinciden con las manchas solares pero que tienen ambos lados visibles, y son estas antorchas las que desprenden energía adicional.
Con rayos X y ondas de radio 
El Sol
También es posible detectar erupciones solares: enormes destellos de materia que se forman de la acumulación de energía magnética del Sol.
Puesto que las estrellas emiten radiación a través del espectro electromagnético, estas erupciones pueden ser vistas con detectores de rayos X.
Pero hay otras formas de detectarlas. Una de ella es a través de las ondas de radio, otra forma de radiación electromagnética.
"El enorme radiotelescopio de Jodrell Bank, en Inglaterra, es el primero de este tipo en el mundo y puede detectar erupciones solares", dice Tim O’Brien, de la Universidad de Manchester, quien trabaja en el telescopio.
Cuando una estrella se comporta de forma "normal", sin mucha actividad, no emite muchas ondas de radio. Sin embargo, cuando nacen o mueren generan enormes emisiones.
"Lo que vemos son los elementos activos. Vemos las explosiones de las estrellas, ondas de choque, vientos estelares", dice O’Brien.
Los radiotelescopios también son utilizados por el científico irlandés Jocelyn Bell Burnell para descubrir púlsares, un tipo especial de estrella de neutrones.
Las estrellas de neutrones se forman después de explosiones gigantescas en las cuales una estrella colapsa sobre sí misma para volverse increíblemente densa.
Los púlsares son ejemplos de este tipo de estrellas, las cuales emiten una radiación electromagnética que puede ser detectada por radiotelescopios.
Es una señal muy irregular, que se emite cada pocos milisegundos y que hizo que, al principio, algunos investigadores se preguntaran si se trataba de formas de comunicación de especies inteligentes de otra parte del Universo.
El destino del Sol 
Gracias al descubrimiento de muchos más púlsares, hoy en día se acepta el hecho de que este pulso regular es causado por el giro de la estrella misma.
Una estrella enana
"Si miras hacia el cielo en esa línea de visión, puedes ver un destello regular del haz pasando, como si se tratara de un faro", explica O’Brien.
Algunas estrellas están destinadas a ser púlsares.
Pero nuestro Sol no es una de ellas; es demasiado pequeño para estallar en una reacción supernova al final de su vida.
Entonces, ¿cuál es su destino en miles de millones de años?
Sabemos, de la observación de otras estrellas de nuestra galaxia, que existe todo un abanico de posibilidades.
Pero, dado lo que conocemos sobre la masa de nuestro Sol y habiéndolo comparado con otras estrellas, su futuro parece bastante claro: se expandirá gradualmente hasta el final de su vida –en otros 5.000 millones de años, más o menos- hasta convertirse en un gigante rojo.
Después, tras una serie de explosiones, tan sólo quedará el núcleo interno de carbono, que es tan grande como la Tierra.
Y éste se enfriará lentamente por más de un billón de años.
Hay muchos misterios sobre el Sol, y muchos proyectos interesantes para ayudar a descubrirlos.
Un ejemplo es la misión Solar Probe Plus de la NASA, que llegará más cerca del Sol que nunca antes en la historia para intentar averiguar cómo se producen los vientos solares y descubrir por qué la corona del Sol (un aura de plasma alrededor de la estrella) es más caliente que su superficie.
Por ahora, conocemos algunos de los misterios esenciales.
La canción de cuna del siglo XIX "brilla, brilla, pequeña estrella" dice: "me pregunto cómo eres". Es reconfortante saber que, 200 años más tarde, por fin tenemos una idea bastante buena al respecto. 

Сientíficos descubren un enorme océano subterráneo

© Flickr/ Moyan Brenn

CIENCIA
URL corto
2439220

Un equipo de científicos de Rusia, Francia y Alemania descubrió la existencia de un océano entre 410 y 660 kilómetros bajo la superficie de la Tierra. El océano del período arcaico tiene 2,7 mil millones de años y su volumen es mayor que el de todos los océanos del planeta combinados, reveló un estudio publicado en la revista científica Nature.

El océano del período arcaico tiene 2,7 mil millones de años y su volumen es mayor que el de todos los océanos del planeta combinados, reveló un estudio publicado en la revista científica Nature.
El acuífero está situado bajo la corteza terrestre y se formó en la antigüedad bajo temperaturas mayores que 1.500 grados Celsius y altas presiones.
Al analizar las muestras de flujos de lava solidificada, los científicos encontraron agua en las estructuras cristalinas de los minerales. Las muestras encontradas en Canadá permanecieron prácticamente sin cambios desde la antigüedad y permitieron a los científicos estimar el tamaño de las reservas subterráneas de agua.
Muchos expertos sospechaban de la existencia de un océano subterráneo, pero el estudio permitió estimar su tamaño y por lo tanto afirmar la existencia de un vasto océano subsuperficial. Lo más probable es que esta masa de agua subterránea se originó en las primeras etapas de desarrollo del planeta.


Lea más en http://mundo.sputniknews.com/ciencia/20160331/1058240965/cientficos-descubren-oceano-subterraneo.html#ixzz44WTqAEPr

NASA liberó al público imágenes de las superficies extraterrestres

NASA liberó al público imágenes de las superficies extraterrestres

La NASA develó los matices de colores en los paisajes de otros planetas | Foto: El Mercurio
La NASA develó los matices de colores en los paisajes de otros planetas | Foto: El Mercurio
El satélite Terra es el encargado de captar las fotografías que son usadas por científicos desde 1999 para estudios geográficos. Ahora, están a plena disposición del los internautas

NASA liberó casi tres millones de imágenes tomadas por ASTER, un instrumento japonés-estadounidense a bordo del satélite Terra, para que están disponibles para el público.
La publicación masiva, anunciada a comienzos de abril, le entrega a científicos alrededor del mundo acceso más fácil a los archivos del instrumento, que registra la geología y el clima con 14 canales diferentes de luz visible e infrarroja.
La flexibilidad del instrumento y sus envidiables puntos de observación lo han vuelto esencial para los sistemas de monitoreo científico de la Tierra.
Desde que Terra despegó en 1999, científicos han usado datos de ASTER para múltiples tareas, desde rastrear el derretimiento de glaciares hasta monitorear miles de volcanes activos en el planeta.
"Toda nuestra vida, hemos mirado desde una altura de un metro y medio", dice Michael Abrams, líder del equipo de ciencia de ASTER en EE.UU.
"Cuando logramos altura, ganamos una perspectiva totalmente diferente de qué es nuestra Tierra y cómo opera".
Es importante notar que ninguna de las fotos publicadas era inaccesible antes. Siendo más precisos, la publicación elimina una muralla de pago originalmente establecida por la NASA y el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón, que han dirigido al equipo ASTER.
Una reciente reorganización en el lado japonés, sin embargo, dejó a ASTER bajo la supervisión del Instituto Nacional de Ciencia de Japón, que hace poco acordó con la NASA eliminar el muro de pago y dejar el contenido con acceso liberado.
"Hemos visto mucho interés por una acción como esta durante mucho tiempo", dice Abrams. Para celebrar el nuevo contenido gratuito, National Geographic compiló algunas de sus fotos favoritas publicadas por el instrumento, en base a una primera selección del propio Abrams (ver galería).
 "Desde el espacio, las imágenes de la Tierra se vuelven patrones de diseño más abstractos, pero te dicen algo sobre la geología", explicó el experto. "Es definitivamente algo que resuena en mí".
  

  
   
Nota del editor: no se entiende el titulo con el contenido, hay un error de traducción o de concepto,procede del Diario EL Mercurio de Chile y replica EL Diario EL Nacional de Venezuela.

El rincón de la Tierra donde preparan la expedición a Marte

NGC 7635: La Nebulosa de la Burbuja.

··· LA IMAGEN DE LA SEMANA ···

NGC 7635: La Nebulosa de la Burbuja.

Inflada por los poderosos vientos de una estrella masiva, 
este interesante objeto de población celeste tiene una 
sorprendente forma familiar.

Catalogada como NGC 7635, también se le conoce 
popularmente como la Nebulosa de la Burbuja. Aunque 
parece delicada, esta burbuja de unos 7 años-luz de diámetro 
ofrece las evidencias de la violencia de algunos 
procesos en el Universo.

Arriba y a la izquierda del centro de la burbuja, una caliente estrella 
de tipo “O”, varios cientos de miles de veces más luminosa y 
alrededor de 45 veces más masiva que el Sol, produce un intenso 
viento estelar y una poderosa radiación, que ha
 cavado esta estructura de gas brillante contra el
 denso material de su entorno en la nube molecular.

Esta intrigante burbuja y su complejo nebuloso asociado 
se encuentran a tan sólo 7.100 años-luzde distancia en
 zonas del cielo pertenecientes a la constelación de Cassiopeia.

Esta excelente y detallada imagen fue seleccionada 
para la celebración de los 26 años delTelescopio 
Espacial Hubble.

Crédito de la imagen: NASA, ESA, STScI/AURA.
     


ALDA autoriza la publicación de toda la información vertida 
en esta página Web
si se cita la fuente.
··· Webmaster: Jesús A. Guerrero Ordáz
Ultima actualización: 23 de abril de 2016  

El Nuevo Mapa de la Gravedad del Planeta Marte

El Nuevo Mapa de la Gravedad del Planeta Marte


Marte tiene un núcleo externo líquido de roca fundida


Un nuevo mapa de la gravedad de Marte hecho con tres naves espaciales de la NASA es el más detallado hasta la fecha, proporcionando una visión reveladora del interior oculto del planeta rojo. 


Marte


El mapa se obtuvo utilizando Doppler y seguimiento de rango de datos recogidos por la Red de Espacio Profundo de tres naves espaciales de la NASA en órbita alrededor de Marte: Mars Global Surveyor, Mars Odyssey y Mars Reconnaissance Orbiter. 

Mapa

click en la imagen para verla más grande 

Este punto de vista del mapa de la gravedad de Marte muestra los volcanes de Tharsis y la flexión de los alrededores. Tharsis es una meseta volcánica en Marte de miles de millas que posee los volcanes más grandes del sistema solar. Las áreas blancas en el centro son las regiones de mayor gravedad producidas por los enormes volcanes de Tharsis, y las áreas azules circundantes son regiones de menor gravedad que pueden ser grietas en la corteza (litosfera). 

estudio


Los Mapas de gravedad nos permiten ver el interior de un planeta, al igual que un médico utiliza una placa de rayos X para ver el interior de un paciente", dijo Antonio Genova, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en Cambridge, Massachusetts. 






gravedad


El nuevo mapa de la gravedad será útil para la futura exploración de Marte, debido a que un mejor conocimiento de las anomalías de la gravedad del planeta ayudan a los controladores de la misión a insertar las naves espaciales con mayor precisión en órbita alrededor de Marte. 

nave

campo

gravitatorio


Por otra parte, la resolución mejorada de nuestro mapa de la gravedad nos ayudará a entender la aún misteriosa formación de regiones específicas del planeta". Genova, que está afiliado con el MIT, pero se encuentra en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, es el autor principal de un artículo sobre esta investigación publicado en línea el 5 de marzo en la revista Icarus. 




La resolución mejorada del nuevo mapa de la gravedad sugiere una nueva explicación de cómo se formaron algunas de las características a través del límite que divide las tierras bajas del norte de las relativamente lisas tierras altas del sur con gran cantidad de cráteres. Además, el equipo ha confirmado que Marte tiene un núcleo externo líquido de roca fundida mediante el análisis de las mareas en la corteza y el manto de Marte causadas ​​por la atracción gravitatoria del sol y las dos lunas de Marte. 

Marte


Por último, al observar cómo cambia la gravedad de Marte durante más de 11 años - el período de un ciclo completo de la actividad solar - el equipo dedujo la enorme cantidad de dióxido de carbono que se queda fuera de la atmósfera sobre una capa de hielo polar de Marte cuando está en el invierno. También observaron cómo esa masa se mueve entre el polo sur y el polo norte con el cambio de estación en cada hemisferio. 

Mapa


Al igual que todos los planetas, Marte está lleno de bultos, lo que hace que cambie la fuerza de gravedad sentida por una nave espacial en órbita alrededor de él. Por ejemplo, la atracción será un poco más fuerte sobre una montaña, y ligeramente más débil sobre un cañón. 


estudio


Pequeñas diferencias en la gravedad de Marte cambian la trayectoria de las naves de la NASA que orbitan el planeta, lo que altera la señal que se envía desde la nave espacial a la Red de Espacio Profundo. Estas pequeñas fluctuaciones en los datos orbitales se utilizaron para construir un mapa del campo gravitatorio de Marte. 

gravedad

nave

campo




gravitatorio