martes, 30 de junio de 2015

La materia oscura podría ser la responsable de las extinciones masivas

La materia oscura podría ser la responsable de las 

extinciones masivas











Esta es la conclusión del último estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York (EE.UU.) quienes explican en la revistaMonthly Notices of the Royal Astronomical Society que el movimiento de nuestro planeta alrededor y a través del disco de nuestra galaxia podría tener efectos cruciales en el destino de la Tierra mediante la perturbación de las órbitas de los cometas que podría provocar un calentamiento adicional en nuestro núcleo planetario, poniendo sobre la mesa la amenaza de una nueva extinción masiva que no nos resulta ajena.

El disco galáctico, esa zona de la Vía Láctea en la que se encuentra nuestro Sistema Solar, está plagado, además de estrellas y nubes de gas y polvo, de ese otro tipo de materia indetectable que conocemos como materia oscura. En nuestro paso por el disco galáctico, mientras nos movemos de forma ondulada por él, hay un momento -una vez cada 30 millones de años- que atravesamos directamente el disco. Según plantean los investigadores, este momento coincide exactamente con períodos de intensos bombardeos de cometas y con las extinciones masivas en la Tierra. De hecho, el cometa que acabó con los dinosaurios hace unos 66 millones de años podría ser el mejor ejemplo de ello.

Esto sucede porque la materia oscura concentrada en el disco galáctico, perturba las trayectorias de los cometas haciendo que estos, en vez de orbitar por los confines del sistema solar, se acerquen peligrosamente a la Tierra, chocando incluso con nosotros. Además, cada vez que la Tierra traspasa el disco galáctico, las partículas de materia oscura se acumularían en el núcleo terrestre, chocando unas contra otras y produciendo una subida de la temperatura en el núcleo, lo que provocaría erupciones volcánicas, cambios en el nivel del mar o reversiones en el campo magnético.

“Tenemos la suerte de vivir en un planeta que es ideal para el desarrollo de vida compleja pero la historia de la Tierra está marcada por grandes eventos de extinción a gran escala, algunos de los cuales, además, resultan difíciles de explicar. Y podría ser que la materia oscura, cuya naturaleza se desconoce pero que constituye cerca de la cuarta parte de la masa del Universo, tenga la respuesta. Además de ser importante a gran escala, la materia oscura puede tener una influencia directa sobre la Tierra”, explica Michael Rampino, líder del estudio.


Julio ¿Tendrá una Luna "azul"?

Sáb, 27 de Jun, 2015 7:58 pm . Enviado por:

"Claudia C. Pérez Ferrer" achernardifuastro

Julio ¿tendrá una Luna “azul”?
Si toman un almanaque y miran el mes de julio, verán que hay marcadas dos lunas llenas, y esto no es un error.Efectivamente , el día 1º de julio, a las 23:19hs argentina (según huso horario del país, el día 2) será Luna llena y el 31, a las 07:43hs argentina, siendo esta segunda la llamada Luna “azul”.Nada extraño, sobrenatural, siquiera “azul”, una simple cuestión matemática y una expresión popular, dan el origen de esto.
Tomando en cuenta que una revolución sinódica de la Luna, es decir, de una fase hasta su reiteración, demanda casi 30 días, es fácil ver que pueden “caber” dos Luna llenas (o nuevas, o crecientes o menguantes, pero la llena es más vistosa) en un mes, sin inconvenientes.
Como todo depende de las matemáticas, esto se da, en promedio, cada dos años y medio, dependiendo de varios factores, pero ya podemos adelantar que esto se producirá nuevamente en enero del 2018, y gracias a una jugarreta de febrero, marzo, también tendrá su Luna “azul”.
¿Por qué “azul”, si no se teñirá de ningún color especial?El origen de esta denominación es confuso y debatido, pero las más aceptadas son: una expresión popular norteamericana referida a cosas imposibles. “Lo traerán el día de la Luna azul”, que podríamos compara a nuestro “día del arquero”.La segunda, lo relaciona con el hecho de que viejos calendarios de campo de los Estados Unidos, muestran a cada Luna llena, con un nombre, por ejemplo “Luna de las cosechas” o “Luna de las rosas”.Lo cierto, es que la “Luna azul” se difundió como dato curioso y llamativo al resto del planeta.
Para Baldomero Fernández Moreno, una simpática “Luna verde”; para Roberto Arlt, una dramática “Luna roja”; infinidad de poetas, la mencionan de “oro” o “plata”, mientras a algunos quizás, le suene en la cabeza un viejo clásico musical: Blue Moon…
Ya sabemos que la segunda Luna llena no será de ningún color o tonalidad especial, pero siempre es hermoso ver su salida entre las montañas; las copas de los árboles o hasta entre los edificios. Aquí, en Mar del Plata, el encanto de verla reflejándose desde la inmensidad sobre el mar.
Imagen: Lorena Ruben, Grupo Alfa Centauro, Sunchales, Santa Fe, R. Argentina (Gracias!) 

Claudia C. Pérez Ferrer Achernar - Difusión de la Astronomía Tel: (0223) 500-4507 Movil (0223) 155-268990 38º 06' S 57º 33' W Mar del Plata - República Argentina www.achernarastrono mia.blogspot. com.arFacebook: achernar-difusió n de la astronomía (oficial)
"La estupidez de las personas, suele ser inversamente proporcionalal cuadrado de lo inteligentes que creen ser"CCPF

Venus y Júpiter se citan este 30 de junio

Publicado el 13 de jun de 2015 8:46 am |
  4 comentarios
Foto: ActualidRT
(Caracas, 13 de junio. Noticias24) - Este mes de junio los planetas Venus y Júpiter presentarán un espectáculo al acercarse progresivamente hasta un asombroso tercio de grado de diferencia.

Además

– América Latina espera un espectáculo celestial: la Luna ocultará a Venus
“Fantasma de Júpiter”: el fenómeno que podría matar al Sol en unos 7.000 millones de años
El 18 de junio los planetas estarán a solo 6 grados de separación. Mientras que, las noches del 19 y 29 será cuando el fenómeno podrá verse mejor.
Venus y Júpiter se irán acercando uno a otro en el cielo, hasta llegar a su cercanía máxima el 30 de junio. Estos dos planetas son brillantes y suelen verse a simple vista, pero su observación resultará más interesante si se realiza con telescopios.
Con información de ActualidadRT

Además

– Venus y Júpiter se acercarán tanto que formarán una estrella doble el próximo lunes

El polvo del desierto alimenta los bosques amazónicos

El polvo del desierto alimenta los bosques amazónicos

15 de mayo de 2015: El desierto del Sahara es uno de los climas más inhóspitos de la Tierra. Sus áridas mesetas, sus picos rocosos y sus arenas en constante movimiento envuelven una tercera parte del norte de África, que tiene muy poca lluvia, vegetación y vida.
Mientras tanto, del otro lado del océano Atlántico, prospera el bosque lluvioso más grande del mundo. La exuberante y vibrante cuenca amazónica, situada en el noreste de América del Sur, posee una amplia red de inigualable diversidad ecológica.
splash
Un nuevo video de ScienceCast examina un inverosímil vínculo entre dos continentes.  Reproducir el video, en idioma inglés
Entonces, ¿qué tienen en común estos climas aparentemente tan diferentes? Están íntimamente conectados por un río de polvo atmosférico intermitente de casi 17.000 kilómetros (10.000 millas) de longitud.
Cada año, intensos vientos del Sahara envían enormes nubes de polvo en un viaje transatlántico hacia la cuenca del Amazonas. Este polvo, en gran parte originario del lecho de un antiguo lago en Chad, es rico en fósforo. Cuando llega al bosque lluvioso, los restos de los organismos del Sahara muertos hace mucho tiempo proporcionan nutrientes cruciales para la flora viva del bosque lluvioso. El fósforo, que es esencial para el crecimiento de las plantas, escasea en el Amazonas. El polvo del desierto que se deposita en el bosque cada año ayuda a reducir este déficit.
Investigadores de la NASA estudian este polvoriento vínculo entre el Amazonas y el Sahara con el propósito de entender cómo funciona y cómo puede verse afectado por el cambio climático.
“Sabemos que el polvo es muy importante en muchos aspectos complejos”, dice Hongbin Yu, un científico atmosférico de la Universidad de Maryland, quien trabaja en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Greenbelt, Maryland. “El polvo afecta al clima y, al mismo tiempo, el cambio climático afecta al polvo”.
“Como investigadores”, añade, “nos hacemos dos preguntas básicas: ‘¿Cuánto polvo se transporta? y ¿Cómo afecta el cambio climático a la cantidad de polvo que viaja a través del Atlántico?’”.
Los datos obtenidos mediante el satélite CALIPSO, de la NASA, el cual fue lanzado en el año 2006, pueden proporcionar las respuestas. Por primera vez, CALIPSO ha cuantificado la cantidad de polvo que realiza el viaje transcontinental; y los números son impresionantes: de las 182 millones de toneladas de polvo (o una cantidad equivalente a casi 700.000 camiones) que abandonan el Sahara cada año, 27,7 millones de toneladas, o el 15% del total, se encuentran dispersas en la cuenca del Amazonas.
CALIPSO, que es la sigla en idioma inglés de “Observaciones de nubes y aerosoles mediante los satélites LIDAR y Pathfinder con sensor infrarrojo” (Cloud-Aerosol Lidar and Infrared Pathfinder satellite observation), utiliza un telémetro láser o LIDAR para analizar la atmósfera de la Tierra y conocer de este modo la distribución vertical del polvo y de otros aerosoles. Rastrea de manera regular el penacho de polvo que viaja desde el Sahara hasta el Amazonas.
Una de las cosas que CALIPSO ha revelado es la variabilidad de la conexión, que ha cambiado hasta alcanzar un 86 por ciento entre 2007 y 2011. ¿Por qué? La respuesta podría estar en el Sahel, que es la larga franja de tierras semiáridas ubicadas en la frontera sur del Sahara. Yu y sus colegas han encontrado una conexión posible entre las lluvias en el Sahel y la cantidad de polvo que se desplaza sobre el Atlántico. Cuanto mayor es la lluvia en el Sahel, menor es el volumen de polvo.
Se desconoce la razón exacta de esta correlación, pero Yu tiene algunas ideas. Es posible que el incremento de las lluvias produzca el crecimiento de más vegetación en el Sahel, dejando así menos arena expuesta a los fuertes vientos. Otra posibilidad se concentra en el viento. La cantidad de lluvia se correlaciona con los patrones de viento que pueden barrer polvo del Sahara y del Sahel hacia la atmósfera superior, lo cual constituye básicamente una supercarretera hacia el Amazonas.
Gracias a las observaciones sin precedentes, en tres dimensiones (3D), del polvo atmosférico, las cuales fueron proporcionadas por CALIPSO, los científicos pueden comenzar a crear modelos destinados a predecir cómo el polvo puede tener un impacto sobre el clima en el futuro; y cómo nutre los frondosos bosques de América del Sur en la actualidad.
Para obtener más noticias acerca de las inesperadas conexiones, en la Tierra y en otros planetas, manténgase conectado con ciencia.nasa.gov
Créditos y Contactos

Autora: Rachel Molina
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

'Cielos Despejados': presentan nuevo canal de astronomía en español


COAHUILA - SALTILLO


'Cielos Despejados': presentan nuevo canal de astronomía en español

La presentación de los primeros episodios de este programa astronómico se realizó en el auditorio Quimmco del Museo del Desierto.

POR:   ELISA HERNÁNDEZ 

 jueves, 25 de junio del 2015

  • Entusiastas. Los creadores del proyecto confían en su utilidad. Foto: OMAR SAUCEDO

Saltillo.- Se presentó anoche en Saltillo el canal de ciencia y astronomía en español vía Youtube ‘Cielos Despejados’. Se trata de un proyecto de un grupo de creadores regiomontanos que tiene la intención de promover la divulgación científica en países latinoamericanos.
La presentación de los primeros episodios de este programa astronómico se realizó en el auditorio Quimmco del Museo del Desierto.
Adrián Gutiérrez, director de Nomad Media Group, productora responsable de los videos, explicó que se trabajó en la creación de este canal durante diez meses luego de que él tuviera la experiencia de asistir a un curso de Pablo Lonnie Pacheco Railey, un reconocido divulgador de la ciencia con 25 años de experiencia.
Es Pablo Lonnie el responsable del contenido de los programas, así como el presentador oficial de la información, quien posee un talento natural para exponer la ciencia de una manera entretenida y a la vez didáctica.
Uno de los propósitos de Cielos Despejados es acabar con la desinformación y la gran cantidad de mitos relacionados a la astronomía y otras ramas de la ciencia.
“Lo que queremos es combatir la desinformación que hay en países latinoamericanos acerca de muchas cosas. Los contenidos de este tipo no existen casi en español, entonces queremos ser una plataforma para empezar a divulgar la ciencia, los descubrimientos”, dijo Adrián Gutiérrez.
Este jueves Cielos despejados se presentará también en el observatorio astronómico de Monclova y durante este viernes y sábado se ofrecerán distintas funciones a los visitantes del Hotel Termas de San Joaquín, donde al final se tendrá una velada astronómica.
El martes pasado se realizó el estreno del canal de Youtube en la ciudad de Monterrey, así como de la página de Facebook con los primeros dos episodios del programa. Cada semana se estrenará una nueva cápsula, los martes antes del medio día, informó el productor de Cielos Despejados, Adrián Gutiérrez.

“Lo que queremos es combatir la desinformación que hay en países latinoamericanos acerca de muchas cosas”.

Adrián Gutiérrezdirector de Nomad Media Group

NASA: El 30 de junio será el día más largo del año, ¿sabes por qué?

Debido a que la rotación de la Tierra se desacelera gradualmente, habrá un tiempo extra que podría causar un caos informático.

NASA: El 30 de junio será el día más largo del año, ¿sabes por qué? (NASA.gov)
NASA: El 30 de junio será el día más largo del año, ¿sabes por qué? (NASA.gov)
Este martes 30 de junio será el día más largo del año. Este es un fenómeno que ocurre con cierta periodicidad y del cual la NASA te explica el motivo.
Este 30 de junio tendrá un segundo más y el reloj, en lugar de marcar 23:59:59 y pasar a las 00:00:00 del 1 de julio, pasará a las 23:59:60. Según medios internacionales, esto podría provocar un caos informático.
Daniel MacMillan, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASAen Greenbelt (Maryland), indicó que “la rotación de la Tierra se desacelera gradualmente un poco”, por lo que se debe ajustar el tiempo con los segundos intercalares.
Un día dura 86,400 segundos, según el estándar del tiempo atómico (UTC) cuya duración de un segundo se basa en las vibraciones dentro de los átomos de cesio, considerado el método más fiable para medirlo porque este reloj solo se adelanta o se retrasa un segundo cada 1’400,000 años.
Pero el día solar medio dura 86,400.002 segundos porque la rotación de la Tierra se desacelera gradualmente debido a la lucha gravitatoria entre la Tierra, la Luna y el Sol. También influyen la dinámica de núcleo interno de la Tierra, variaciones en los océanos, las aguas subterráneas, almacenamiento de hielo, así como las mareas oceánicas y atmosféricas.
Los científicos usan para el monitoreo del tiempo de rotación de la Tierra una técnica llamada interferometría de base ancha que emplea un estándar de tiempo llamado UT1, que no es tan uniforme como el horario que usamos mundialmente (UTC).
Por ello, se usan estos segundos intercalares para que no se distancien entre ellas y así el tiempo sea uniforme entre sus sistemas de medición. Es por esta razón que agregan un segundo al 30 de junio o al 31 de diciembre.
A partir de 1972, cuando los segundos intercalares se implementaron primero, desde 1999 se han añadido segundos intercalares a una tasa promedio de uno por año. Desde entonces, los segundos intercalares se volvieron menos frecuentes. Desde el año 2000, es la cuarta vez que sucede.
DATO
  • Los científicos estiman que la última vez que el día solar medio duró exactamente 86,400 segundos fue aproximadamente en 1820.

lunes, 29 de junio de 2015

Lanzamiento fallido de la nave Dragon SpX-7 (Falcon 9R)

Lanzamiento fallido de la nave Dragon SpX-7 (Falcon 9R)

Ya tenemos aquí el primer revés serio al que se enfrenta la empresa SpaceX en su corta y exitosa historia. El 28 de junio de 2015 a las 14:21 UTC despegó un cohete Falcon 9 v1.1/R con la nave Dragon SpX-7 (CRS-7) desde la rampa SLC-40 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral de Florida. Dos minutos y 19 segundos después la segunda etapa explotó, causando la pérdida del lanzador y de la nave Dragon. Se trata del primer fallo catastrófico de un cohete Falcon 9 en cualquiera de sus versiones desde que este lanzador debutara en 2010. El 8 de octubre de 2012 un Falcon 9 v1.0 sufrió la explosión de uno de los nueve motores Merlin-1C de la primera etapa durante el despegue, provocando la pérdida del satélite Orbcomm FM101. No obstante, en aquella ocasión la nave Dragon CRS-1 logró alcanzar la órbita y completar su misión. SpaceX no había sufrido una pérdida total de un cohete desde el tercer lanzamiento del Falcon 1 que tuvo lugar en 2008. Este ha sido el 19º lanzamiento de un cohete Falcon 9, el 14º de un Falcon 9 v1.1 y el 6º de un Falcon 9 v1.1 en su versión reutilizable (Falcon 9R).
Momento del fallo en la segunda etapa del Falcon 9 (SpaceX).
Momento del fallo en la segunda etapa del Falcon 9 (SpaceX).
Desde el punto de vista de la logística de la estación espacial internacional (ISS), este fracaso llega en el peor momento después del fallo en el lanzamiento de la nave de carga rusa Progress M-27M el pasado 28 de abril debido a un problema de la tercera etapa del cohete Soyuz y la pérdida de la Cygnus Orb-3 el 28 de octubre de 2014 por un fallo del cohete Antares. Es la primera vez que dos naves de carga con destino a la ISS fallan de forma consecutiva. Afortunadamente, la tripulación de la ISS dispone de víveres hasta octubre y su misión no corre peligro, aunque si el lanzamiento de la siguiente nave de carga (la Progress M-28M, programada para el 3 de julio) también falla, entonces sí que se podría considerar la reducción del número de tripulantes de la ISS. Además de las Dragon y Progress, a mediados de agosto despegará la nave de carga japonesa HTV-5 y en diciembre la Cygnus Orb-4, aunque el lanzamiento de esta última podría adelantarse si es necesario.
El Falcon 9 se desintegró después de que el lanzador superase la velocidad del sonido y justo después de pasar la zona de máxima presión dinámica (Max-Q), cuando quedaban 24 segundos para que se apagasen los nueve motores de la primera etapa. De acuerdo con el CEO de SpaceX, Elon Musk, la causa del accidente se debió a una presión excesiva de helio en el tanque de oxígeno líquido de la segunda etapa. SpaceX ya había tenido anteriormente algunos problemas con la presurización de la segunda etapa, pero nunca habían terminado de forma catastrófica.
Vídeo del accidente a cámara lenta:
Junto a la Dragon CRS-7 se perdió la carga útil que transportaba la nave, que incluía material para unos 65 experimentos científicos. En el ‘maletero’ de la nave viajaba el sistema de acoplamiento IDA-1 (International Docking Adapter-1) que debía colocarse sobre el puerto de acoplamiento PMA-2 situado en la parte frontal del módulo Harmony. El PMA-2 con el IDA-1 hubiese permitido que se acoplen las futuras naves tripuladas Dragon V2 de SpaceX y CST-100 de Boeing. La NASA ya ha anunciado que ensamblará un IDA-3 con partes sobrantes para sustituir al IDA-1. El IDA-2 será lanzado por la misión CRS-9 y se instalará sobre el PMA-3. En el accidente también se perdieron ocho minisatélites Flock-1f de la empresa Planet Labs que debían haber sido puestos en órbita desde el módulo japonés Kibo.
Sistema de acoplamiento andrógino IDA-1 que iba a bordo de la Dragon CRS-7 (NASA).
Sistema de acoplamiento andrógino IDA-1 que iba a bordo de la Dragon CRS-7 (NASA).
Para esta misión estaba previsto otro intento para recuperar la primera etapa del Falcon 9. En esta ocasión se iba a usar una segunda barcaza ASDS (Autonomous Spaceport Drone Ship) como plataforma de aterrizaje bautizada como ‘Of course I still love you’.
La nueva barcaza ASDS (SpaceX).
La nueva barcaza ASDS (SpaceX).
Vídeo completo del descenso de la primera etapa del Falcon 9 de la misión CRS-6 sobre la barcaza ASDS:
La misión SpX-7/CRS-7 era la séptima de las doce que SpaceX debe llevar a cabo de acuerdo con el contrato CRS (Commercial Resupply Services) que la empresa firmó con la NASA en 2008 por un valor de 1600 millones de dólares. El contrato CRS fue posteriormente modificado para llevar a cabo quince misiones. Estaba previsto que SpaceX lanzase otras dos naves Dragon durante este año.
Emblema de la misión (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).

Manifiesto de carga de la Dragon CRS-7/SpX-7

Carga al lanzamiento: 1867 kg (1952 kg con empaquetado).
Carga presurizada en la cápsula: 1898 kg
  • Carga científica: 529 kg.
  • Víveres para la tripulación: 676 kg.
  • Equipamiento vario: 461 kg.
  • Equipamiento informático: 35 kg.
  • Equipamiento para actividades extravehiculares: 166 kg.
Carga no presurizada (sistema de acoplamiento IDA-1): 526 kg.
Carga prevista al regreso: 675 kg (620 kg sin empaquetado).
  • Carga científica: 303 kg.
  • Carga de la tripulación: 32 kg.
  • Carga varia: 20 kg.
  • Equipamiento informático: 1 kg.
  • Equipamiento para EVAs: 164 kg.
  • Basura: 100 kg.

Dragon SpX-7

La nave Dragon SpX-7/CRS-7 es una cápsula espacial construida por la empresa SpaceX para misiones de carga a la ISS. Tiene 5,9 metros de largo y 3,66 metros de ancho. Su masa precisa al lanzamiento sigue siendo secreta. La estimación más popular para las primeras Dragon -lanzadas por un Falcon 9 v1.0- era de unos 6650 kg, aunque las Dragon actuales lanzadas por los v1.1 deben rondar las 8 o 10 toneladas. La masa en seco del vehículo parece ser de 4,2 toneladas, siendo la masa máxima de combustible de 1680 kg (en la versión lanzada por el Falcon 9 v1.0). La nave está dividida en una cápsula presurizada de 4,4 metros de altura y 3,66 metros de diámetro, además de contar con un ‘maletero’ de 2,8 x 3,66 metros, con una envergadura de 16,5 metros una vez desplegados los paneles solares. La Dragon puede transportar 6000 kg de carga útil a la ISS repartidos entre la cápsula y el maletero. La cápsula puede traer un máximo de 2500 kg de carga a la Tierra, aproximadamente.
Nave Dragon de SpaceX antes de acoplarse a la ISS (NASA).
Nave Dragon de SpaceX antes de acoplarse a la ISS (NASA).
El volumen útil presurizado para la carga alcanza los 10 metros cúbicos, aunque también puede llevar hasta 14 metros cúbicos de carga no presurizada en la sección trasera. A diferencia de otras cápsulas tradicionales como la Soyuz o la Apolo, el sistema de propulsión está situado exclusivamente en la cápsula, por lo que la sección trasera no presurizada actúa como ‘portabultos’. Para el control de actitud y las maniobras orbitales, la cápsula está equipada con 18 propulsores Draco de 400 newton de empuje cada uno agrupados en cuatro conjuntos que usan tetróxido de nitrógeno y monometilhidrazina (MMH) almacenados en varios tanques con una capacidad total de 1290 kg. Los Draco funcionan con un sistema de presión mediante helio y también se usan para la maniobra de reentrada o cambio de órbita. Un par de paneles solares localizados en la sección no presurizada generan 5 kW de potencia. La Dragon usa el sistema CUCU para comunicarse directamente con la ISS, mientras que la tripulación puede controlar la nave usando el sistema CCP (Crew Command Panel). Además, la Dragon también puede usar el sistema de comunicaciones TDRSS de satélites de comunicaciones de la NASA.
C2 Dragon Chart
Cápsula Dragon (SpaceX).
IM 2012-05-31 a las 15.26.23
Dimensiones de la Dragon (SpaceX).
Cápsula Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Cápsula Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
La cápsula incluye en su parte delantera un sistema de acoplamiento PCBM (Passive Common Berthing Mechanism) para unirse a los módulos del segmento norteamericano de la ISS. El sistema de acoplamiento está protegido durante el lanzamiento por un cono aerodinámico que se separa mediante pernos pirotécnicos (también usados para separar la nave del lanzador). La cápsula tiene en su base un escudo térmico primario de ablación construido usando el material PICA-X (Phenolic Impregnated Carbon Ablator) dispuesto en losetas, mientras que el resto de la cápsula está protegida por un material de ablación denominado SPAM (SpaceX Proprietary Ablative Material). Además del acceso frontal, la cápsula posee una escotilla lateral para las tareas de carga y descarga en tierra. Una vez en órbita, la Dragon abre otra escotilla que deja al descubierto las antenas y los sensores de navegación, así como el mecanismo de captura del brazo robot de la ISS. La cápsula dispone además de varios paracaídas piloto y tres paracaídas principales de 35,4 metros de diámetro para el aterrizaje. El contenedor del paracaídas está situado en la parte inferior de la cápsula, una configuración novedosa que permite mantener libre la parte frontal de la nave. La Dragon está diseñada para sobrevivir a un amerizaje en el océano Pacífico incluso en el caso de perder uno de los paracaídas. La velocidad de descenso final es de 5-5,5 m/s.
Las naves Dragon se montan en la planta de SpaceX de Hawthorne, California, donde también se encuentra el control de la misión de la empresa. El nombre de Dragon fue elegido en honor del personaje de dibujos animados Puff, el dragón mágico.
Nave Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Nave Dragon CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
SpaceXDragon1
Detalle de una cápsula Dragon y su escudo térmico (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-09-21 a la(s) 12.23.02
Secuencia de aproximación de la Dragon a la ISS (NASA).
Captura de pantalla 2014-09-21 a la(s) 12.23.11
Proceso de captura de la Dragon por el brazo robot de la ISS (NASA).
iss-web4
Configuración de la ISS (Paco Arnau).

Falcon 9R (v1.1)

El Falcon 9R es una versión modificada del Falcon 9 v1.1 dotada de un tren de aterrizaje en la primera etapa para poder ser reutilizada (además de otros sistemas asociados con la fase de retorno). El Falcon v1.1 es un lanzador de dos etapas capaz de situar 13,15 toneladas en órbita baja (LEO), que se reducen a 10,45 toneladas en misiones donde se recupera la primera etapa, y 4850 kg en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO) lanzado desde Cabo Cañaveral. Tiene una masa al lanzamiento de 505,85 toneladas, una altura de 63,3 metros de altura (con la nave Dragon) y 3,7 metros de diámetro. Quema queroseno (RP-1) y oxígeno líquido en sus dos etapas. El fuselaje está fabricado en una aleación de aluminio-litio, mientras que la cofia y la estructura entre las dos fases está hecha de fibra de carbono. Todos los elementos importantes del cohete han sido fabricados en EEUU por SpaceX. El sistema de separación de etapas y la cofia (en misiones de carga) es neumático y no usa dispositivos pirotécnicos, práctica habitual en la mayoría de lanzadores. De esta forma se minimizan las vibraciones en la estructura y, de acuerdo con SpaceX, se logra una mayor fiabilidad. El Falcon 9 puede ser lanzado desde la rampa SLC-40 de de Cabo Cañaveral (Florida) y desde la SLC-4E de la Base de Vandenberg (California), aunque en el futuro también despegará desde un nuevo centro de lanzamiento situado en Boca Chica (Texas). El precio de cada lanzamiento del Falcon 9 es de 56,5 millones de dólares de acuerdo con los datos suministrados por SpaceX.
3m3mm21
El Falcon 9R con la Dragon CRS-7 en la rampa (SpaceX).
Tren de aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 de la CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
Tren de aterrizaje de la primera etapa del Falcon 9 de la CRS-6/SpX-6 (SpaceX).
El nombre de Falcon viene de la famosa nave Halcón Milenario de las películas de Star Wars. La existencia de la versión Falcon 9 v1.1 fue hecha pública el 14 de mayo de 2012 cuando la NASA anunció que había modificado el contrato con SpaceX en vista de la intención de la compañía de introducir un nuevo diseño mejorado del Falcon 9 distinto al presentado en el contrato original. Oficialmente, la denominación de este lanzador no es Falcon 9 v1.1, sino simplemente ‘Falcon 9 mejorado’ (upgraded Falcon 9), aunque en realidad se trata de un vector completamente distinto.
222
Diferencias entre el Falcon 9 v1.0 y v1.1 (SpaceX).
La primera etapa dispone de nueve motores Merlin 1D de ciclo abierto que generan un empuje de 5885 kN al nivel del mar o 6672 kN en el vacío. Los nueve motores están dispuestos en una configuración octogonal denominada octaweb, con un motor adicional en el centro. Como comparación, en el Falcon 9 v1.0 los nueve Merlin 1C estaban situados en una matriz rectangular de 3 x 3. Con el octaweb se minimizan los riesgos en caso de explosión de un motor. De acuerdo con SpaceX, los Merlin 1D son más eficientes y baratos que los Merlin 1C. Al igual que éstos, los Merlin 1D tienen capacidad para soportar varios encendidos, lo que permite probarlos en la rampa antes de cada lanzamiento (una práctica única en el mundo) y, eventualmente, permitir la recuperación de la primera etapa. El Falcon 9 puede perder un motor durante el lanzamiento y aún así completar su misión, siendo el único cohete en servicio con esta capacidad. Los nueve motores Merlin funcionan durante 180 segundos.
Captura de pantalla 2013-09-29 a la(s) 20.26.13
Nueve motores Merlin 1D en configuración octaweb (SpaceX).
La segunda etapa dispone de un único motor Merlin 1D adaptado al vacío (Merlin 1D Vacuum) con un empuje de 801 kN. Funciona durante 375 segundos. La cofia mide 13,1 x 5,2 metros y está fabricada en fibra de vidrio. La sección de unión entre las dos etapas está hecha de fibra de carbono unidas a un núcleo de aluminio.
Captura de pantalla 2013-09-29 a la(s) 20.25.15
Motores Merlin 1D (SpaceX).
Captura de pantalla 2013-07-30 a la(s) 17.43.57
Prestaciones del Falcon 9 y Falcon Heavy (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 23.56.29
Plano de la rampa SLC-40 (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-07-15 a la(s) 23.56.46
Plano del edificio de montaje (SpaceX).
Fases del lanzamiento:
  • T- 28 horas: se activa la cápsula Dragon.
  • T- 10 horas: se activa el Falcon 9.
  • T- 4 h 20 min: comienza la carga de queroseno (RP-1) en el Falcon 9.
  • T- 4 h: comienza la carga de oxígeno líquido (LOX).
  • T- 1 h 30 min: finaliza la carga de queroseno y oxígeno líquido en el Falcon 9.
  • T- 10 min: comienza la secuencia de lanzamiento automática del Falcon 9.
  • T- 10 min: comienza la secuencia automática de la Dragon.
  • T- 2 min: el director de lanzamiento de SpaceX autoriza el despegue.
  • T- 2 min: el oficial de seguridad de la USAF (RCO) autoriza el lanzamiento.
  • T- 1 min: el ordenador de vuelo se prepara para el despegue y se activa el sistema de supresión de sonido en la rampa mediante agua (sistema Niágara).
  • T- 40 s: se presurizan los tanques de propelentes.
  • T- 3 s: comienza la secuencia de encendido de los 9 motores Merlin del Falcon 9.
  • T- 0 s: despegue.
  • T+ 1 min 25 s: máxima presión dinámica (Max Q) sobre el vehículo.
  • T+ 3 min: apagado de los motores de la primera etapa (MECO).
  • T+ 3 min 5 s: separación de la primera etapa.
  • T+ 3 min 12 s: encendido del motor Merlin de la segunda etapa.
  • T+ 3 min 52 s: eyección del cono aerodinámico frontal de la Dragon.
  • T+ 9 min 11 s: apagado de la segunda etapa (SECO).
  • T+ 9 min 46 s: separación de la Dragon.
  • T+ 11 min 45 s: despliegue de los paneles solares.
  • T+ 2 h 20 min: apertura de la compuerta de los sensores GNC (Guidance and Navigation Control) para guiar los sistemas de navegación de la nave.
Día 2
Encendido de los motores Draco de la cápsula Dragon para circularizar la órbita.
Día 3
  • Se activan los sistemas CUCU (COTS Ultra-High Frequency Communication Unit) y de comunicaciones por UHF para comunicarse con la ISS.
  • La Dragon enciende los motores y se sitúa a 2,5 km de la estación, donde permanece estacionaria hasta que se decide continuar o no.
  • La Dragon enciende los motores y se sitúa a 1,2 km, donde volverá a permanecer estacionaria hasta recibir la autorización.
  • Otro encendido introduce la Dragon en el elipsoide de aproximación de la ISS. Otra parada de decisión.
  • La Dragon permanece estacionaria a 250 metros mientras los sensores Lídar fijan sus blancos en la ISS para la aproximación final.
  • La Dragon se sitúa en la vertical inferior de la ISS (R-Bar) y comienza a aproximarse a la ISS.
  • La nave se vuelve a parar a 30 metros de distancia mientras se decide si continuar el acoplamiento.
  • La Dragon se sitúa a 10 metros de la estación, donde será capturada por el brazo robot SSRMS de la ISS operado por los astronautas desde el interior.
  • La nave es acoplada al puerto nadir del módulo Harmony de la ISS.
Falcon 9 explained
Esquema del Falcon 9 por Randall Munroe en ‘inglés sencillo’ (Randall Munroe).
El lanzador en la rampa:
8ddj222ke92ek39k
23k3kk
Vídeo del lanzamiento:
Vídeo del lanzamiento en infrarrojo:
https://youtu.be/SP3eUoQvQyY