lunes, 30 de junio de 2014

La NASA prueba un "platillo volador" para llevar humanos a Marte


ASTRONOMÍA | Algún día aún definido

La NASA prueba un "platillo volador" para llevar humanos a Marte

Con este objeto se busca una alternativa a las viejas tecnologías de exploración de Marte, con el fin de poder enviar algún día humanos al planeta rojo.

imageRotate
La NASA consideró "un éxito" la misión (Ap Reuters)
| 1 | 2 |
EL UNIVERSAL
lunes 30 de junio de 2014  04:16 PM
Washington.- La agencia espacial NASA lanzó a la atmósfera terrestre un "platillo volador" que le permite probar tecnologías con las que algún día espera transportar a humanos a Marte, en un ensayo que concluyó con éxito cuando la enorme nave con forma de disco cayó en el lugar esperado en el Océano Pacífico.

El Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD, en sus siglas en inglés), más conocido como "platillo volador" incluso dentro de la NASA, fue lanzado hacia la atmósfera la mañana del sábado desde la isla hawaiana de Kauai, adherido a un globo gigantesco.

Pese a que el paracaídas de la nave no se desplegó del todo al concluir la misión, la NASA fue capaz de recuperar el "platillo" a la hora prevista de la misma tarde, cuando el disco se desprendió del globo y cayó al océano.

La misión, valorada en 150 millones de dólares, busca generar una alternativa a las tecnologías desarrolladas hace décadas que la agencia espacial estadounidense sigue usando para sus vuelos de exploración a Marte, con el fin de poder enviar algún día humanos al planeta rojo.

El vuelo levantó el LDSD a unos 36.000 metros de altura, donde el globo de helio se desprendió del platillo justo cuando un cohete adherido a la nave se prendía, lo que impulsó el gigantesco disco hasta los 54.000 metros de altura al cuádruple de la velocidad del sonido. Eso permitió probar la reacción del vehículo a la atmósfera propia de Marte, que es similar a la de los 54.000 metros de altura.

Una vez completado el ascenso, el disco desplegó una especie de paracaídas para ralentizar su descenso a la Tierra y tres horas más tarde cayó en el Océano Pacífico. La NASA planea hacer próximamente más vuelos para seguir probando la resistencia del aparato, pero declaró la misión un éxito.

"Queremos probar esta tecnología aquí, porque es más barato, para estar seguros de que va a funcionar antes de enviarla a Marte", señaló a principios de este mes el responsable del proyecto, Mark Adler. 


-----------------------------------------------------------------------------------------

DESDE LA ISLA HAWAIANA DE KAUAI


NASA envía 'platillo volador' a la alta atmósfera para probar tecnología que sería usada en Marte

NASA envía 'platillo volador' a la alta atmósfera para probar tecnología que sería usada en Marte
Archivo AFP
Después de varios aplazamientos por mal tiempo, la NASA envió este sábado, adherido a un globo, una suerte de platillo volador a la alta atmósfera de la Tierra para probar una tecnología que podría un día ser usada para posarse en Marte.

El enorme globo inflado con helio fue lanzado a las 18:40 GMT desde la base militar de la isla hawaiana de Kauai, 25 minutos después de la apertura de una ventana de lanzamiento, según imágenes televisivas de la transmisión en directo.

El globo, que una vez que esté completamente inflado en la atmósfera será del tamaño de un campo de fútbol, transporta un objeto en forma de disco llamado "Low-Density Supersonic Decelerator" (desacelerador supersónico de baja densidad, o LDSD) que se adjuntará a un paracaídas gigante.

Le tomará de dos a tres horas al globo llegar a los 36.600 metros, donde flotará. Poco después, la nave de ensayo en forma de disco será lanzada y su propulsión de cohete se encenderá para llevarlo a 54.900 metros, o sea 3,8 veces la velocidad del sonido o 4.651 km/h.

La NASA tiene previstos otros dos vuelos del LDSD para probar las dos tecnologías de frenado y de aterrizaje, el desacelerador inflable y el globo.

Desde la década de 1970, la NASA utiliza el mismo sistema de paracaídas para frenar sus trenes de aterrizaje y robots que posa en el planeta rojo, a medida que descienden a través de la delgada atmósfera marciana.

Sin embargo, para los proyectos más ambiciosos de exploración de Marte, la NASA necesitará naves espaciales mucho más pesadas. Esto complica el aterrizaje y requiere un sistema de paracaídas mucho más potente y sofisticado.

La nueva tecnología está siendo probada a una gran altitud, porque las condiciones son similares a las de la atmósfera superior de Marte, también llamada termósfera.

Vientos demasiado fuertes en Kauai obligaron a la NASA a posponer el experimento inicialmente previsto en una ventana de lanzamiento de dos semanas, a principios de junio.


 'Platillo volador'. Reuters 

Publicado el 28 Junio 2014
Fuentes: AFP

Descubren planeta similar a la Tierra a 16 años luz

Descubren planeta similar a la Tierra a 16 años luz

Representación del planeta Gliese 832c / Efraín Morales Rivera, Astronomical Society of the Caribbean
Representación del planeta Gliese 832c / Efraín Morales Rivera, Astronomical Society of the Caribbean
"Gliese 832c" es uno de los tres astros más parecidos al nuestro, además de ser el más cercano que se haya descubierto hasta el momento
Este fin de semana, un grupo de astrónomos de la Universidad de New South Wales, Reino Unido, presentaron un nuevo planeta que se perfila como el candidato más similar a la Tierra que se conoce hasta el minuto.

Hablamos de "Gliese 832c", un planeta ubicado a 16 años luz de nuestro planeta donde orbita una estrella roja enana, con la mitad de masa y radiación de nuestro propio sol.

Este planeta cuenta con un periodo orbital de 35 días y una masa hasta cinco veces mayor a la de la Tierra, sin embargo comparte un importante punto en común con nuestro planeta, se encuentra en la zona habitable alrededor de su astro.

Según reporta Sci-News.com, este planeta recibiría un nivel de energía similar a la que la Tierra recibe del Sol. Sin embargo, "Gliese 832c" cuenta con una atmósfera mucho más densa que la nuestra, que podría convertirlo más en un gran Venus que en un símil de nuestro planeta.

"Si el planeta llega a tener una atmósfera similar a la Tierra podría ser posible que la vida pueda sobrevivir en su superficie, aunque los cambios climáticos serían extremos", señaló el profesor de la Universidad de New South Wales y partícipe del proyecto, Chris Tinney.

De todas formas, hasta el minuto este astro se mantiene como uno de los tres más similares a la Tierra que se hayan descubierto hasta el minuto, además del más cercano en distancia a nuestro planeta.

Los descubridores de la señal del Big Bang ya no están tan seguros ¿Qué pasó?

Los descubridores de la señal del Big Bang ya no están tan seguros ¿Qué pasó?


Fue el  del siglo XXI, decían algunos, digno de un Premio Nobel. Pero ahora los físicos estadounidenses responsables de la excepcional investigación ya no están tan seguros al respecto. El pasado marzo anunciaron que habían detectado por primera vez ondas gravitacionales, pequeñas deformaciones en el tejido del espacio-tiempo que se transmiten a la  de la luz y recorren  el Cosmos.
Son la prueba de la inflación cósmica, de que, tras el Big Bang, hace 13.800 millones de años, el Universo se expandió de manera exponencial en la primera fracción de segundo de su existencia, extendiéndose hasta un punto que ni siquiera los mejores telescopios actuales son capaces de ver. Ahora, los físicos defienden sus resultados, pero admiten que todavía existen grandes preguntas al respecto y que pueden estar equivocados, ya que el brillante polvo en la Vía Láctea podría haber interferido con sus observaciones.
Después de semanas en los que estos investigadores han evitado el contacto con los medios de comunicación y en las que han recibido críticas de equipos rivales, su trabajo ha sido publicado en la revista Physical Review Letters. En una lectura pública en Londres, uno de los investigadores principales reconoció que las circunstancias han cambiado. «¿Ha disminuido mi confianza? Sí», dijo Clem Pryke, de la Universidad de Minnesota, según informa la BBC.
Este equipo, dirigido por el astrofísico John Kovac, de la Universidad de Harvard, había hecho sus observaciones con el telescopio BICEP2 (Background Imaging of Cosmic Extragalactic Polarization), instalado en el Polo Sur y que estudia la radiación cósmica de fondo (CMB), el débil resplandor que aún nos llega de la gran explosión. Allí detectaron la señal de las tan perseguidas ondas gravitacionales. El hallazgo fue posible gracias a la medición de un tipo muy especial de polarización de la luz, llamada «en modo B». Estas ondas comprimen el espacio a medida que viajan, y esta compresión produce un patrón distinto en el fondo cósmico de microondas.
Polvo cósmico
Sin embargo, la validez de las conclusiones del equipo del BICEP2 ha sido puesta en duda por distintas voces durante las últimas semanas en blogs de las principales revistas científicas. David Spergel, físico de la Universidad de Princeton, sugería que no podemos saber si los rayos de luz detectados por el telescopio pertenecen a los primeros momentos del Universo. «Las características de las emisiones que han visto se encuentra tanto en la radiación del polvo cósmico como en las ondas gravitacionales primordiales», ha explicado a la agencia de noticias AFP.
A su juicio, la cuestión probablemente tenga una respuesta el próximo otoño, cuando un equipo competidor que trabaja con el telescopio espacial Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA) publique sus resultados. «Dada la importancia de este resultado, creo que ellos (los del equipo BICEP2) deberían haber sido más cautelosos a la hora de hacer un anuncio más importante», afirma Spergel.
Fuente: ABC
AJV

Descubren una molécula formadora de agua en torno a una estrella moribunda

Descubren una molécula formadora de agua en torno a una estrella moribunda

Las estrellas de masa baja o intermedia como nuestro Sol terminan sus vidas de manera relativamente poco violenta: en lugar de explosionar como supernovas, expulsan sus capas exteriores de polvo y gas, dejando como remanente una enana blanca envuelta por una nebulosa planetaria(que nada tiene de planeta en realidad). En varios de estos entornos de intensa radiación ultravioleta, teóricamente hostiles para los elementos implicados en la formación de la vida, ha sido hallada una molécula formadora de agua.

Dos estudios independientes, basados en las observaciones del telescopio espacial Herschel, han constatado la presencia de una molécula fundamental para la formación del agua en las proximidades de distintas nebulosas planetarias o estrellas moribundas. Se trata de la molécula OH+, formada por un átomo de oxígeno y uno de hidrógeno, y de carga positiva. Esta no solo parece subsistir sin problemas en dichas condiciones, sino que podría incluso depender de ellas para formarse.

Los elementos químicos esenciales, como el carbono, el nitrógeno y el oxígeno, no suelen estar presentes entre la rica variedad de moléculas de las capas de material expelidas, puesto que el potente campo de radiación destruye sus moléculas preexistentes y restringe la formación de nuevas.

Los autores de ambos trabajo sostienen, sin embargo, que la clave del hallazgo reside en la formación de nuevas moléculas de OH+, fruto de la interacción entre los densos grumos de polvo y gas, y la radiación ultravioleta y de rayos X emitida por la ardiente enana blanca.

circular_742_ mar_29-14.pdf

circular_742_ mar_29-14.pdf

EFEMÉRIDES 29-06/30-06-14

29 – 1.502 aniversario (512) del registro de un eclipse solar en un monasterio en Irlanda.
29 - 146 aniversario (1868) del nacimiento de George Ellery Hale, fundador de los observatorios de Yerkes, Monte Wilson y Monte Palomar.
29 - 53 aniversario (1961) del lanzamiento del primer satélite impulsado por energía nuclear (Transit 4A de Estados Unidos).
29 - El asteroide 15495 Bogie en su máximo acercamiento a la Tierra (2,044 AU)
29 - El asteroide 2004 Lexell en su máximo acercamiento a la Tierra (1,297 AU)
29 - El asteroide 2011 UZ255 en sobrevuelo cercano a la Tierra (0,079 AU).
29 - El cometa 92P/Sanguin en su máximo acercamiento a la Tierra (2,110 AU)
29 - Júpiter a 5,4° de la Luna. 1 UTC.
29 - Meridiano Central de Marte, 00 UTC;  52,7°
29 - Puesta de la Luna. 20:34 HLV.

30 - 106 aniversario (1908) de la caída de Tunguska, Siberia, a la facha el impacto más grande en época histórica. Devastó más de 2.500 kilómetros cuadrados de terreno.
30 - 30 aniversario (1984) de la caída del meteorito de Aomori. Impactó n edificio en Japón.
30 - 43 aniversario (1971) de la muerte de los cosmonautas Dobrovolski, Volkov y Patsayev durante el descenso de la cápsula espacial Soyuz 11.
30 - Efemérides físicas del Sol. Po= -3.20°; Bo= 2.74°; Lo=334.09°. Rotación de Carrington #2152
30 - El asteroide 11083 Caracas en su máximo acercamiento a la Tierra (1,530 AU)
30 - El asteroide 3199 Nefertiti en su máximo acercamiento a la Tierra (1,779 AU)
30 - El asteroide 39 Laetitia en Oposición (9m,8)
30 - El cometa 43P/Wolf-Harrington en Oposición (3,980 AU)
30 - El cometa C/2012 LP26 (Palomar) en su máximo acercamiento a la Tierra (6,187 AU)
30 - Inicio del Día Juliano 2.456.838,5
30 - Lanzamiento del satélite MexSat 1 en un cohete Proton M-Briz M.
30 - Luna en Apogeo. 18 UTC.
30 - Luna en Apogeo. Estará a 405.942 Km.
30 - Meridiano Central de Júpiter, Sistema II, 00 UTC; 288,1°
30 - Puesta (Ocaso) de Júpiter. 19:51 HLV.
30 - Puesta (Ocaso) de Marte. 0:42 HLV.
30 - Puesta (Ocaso) de Saturno. 2:29 HLV.
30 - Puesta de la Luna. 21:15 HLV.
30 - Salida (Orto) de Venus. 3:43 HLV.
30 - Salida (Orto) y Puesta (Ocaso) del Sol. 5:51 y 18:35 HLV.
30 - Tránsito del Sol por el Meridiano de Barquisimeto, 12:03:42

La NASA prepara un satélite para luchar contra el cambio climático


La NASA prepara un satélite para luchar contra el cambio climático

Por Irene Klotz
CABO CAÑAVERAL, Florida (Reuters) - Un satélite de la NASA preparado para su lanzamiento el martes por la mañana podría revelar detalles sobre en qué lugares del mundo se libera a la atmósfera dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero ligado al cambio climático.
El proyecto de dos años y 465 millones de dólares (340 millones de euros), conocido como el Observatorio de Carbono en Órbita (OCO), también será capaz de apuntar dónde los bosques y océanos reabsorben el carbón atmosférico, un ciclo que es clave para la temperatura global.
Más de 50 años de mediciones muestran que cerca de la mitad del dióxido de carbono enviado a la atmósfera - por procesos naturales y por actividades humanas - terminan siendo reabsorbido.
La proporción se ha mantenido medianamente constante a pesar de que el nivel total del gas ha crecido desde una concentración de 315 partículas por cada millón en los años cincuenta a 400 partículas por millón hoy en día, según estudios del Instituto Scripps de Oceanografía y la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de EEUU.
"Lo que es bastante destacable es que con el tiempo las plantas y el océano han absorbido la mitad de lo que hemos emitido, pero varía mucho cada año", dijo el director del proyecto OCO, Ralph Basilio, a los periodistas durante una rueda de prensa ates de su lanzamiento.
"Entender qué controla esa variación es realmente crucial. Si podemos hacer eso hoy, puede que nos informe sobre lo que pasará en el futuro", dijo.
El observatorio estará a 705 kilómetros por encima del planeta para que pase por el mismo punto de la Tierra cada 16 días, ofreciendo datos a los científicos sobre cómo los niveles de óxido de carbono cambian en semanas, meses o años.
"Los datos ayudarán a los que toman las decisiones a nivel local y federal, y estarán mejor equipados para entender el papel del dióxido de carbono en el cambio climático", dijo Betsy Edwards, ejecutiva en la oficina central de la NASA en Washington, a los periodistas.
Ya que el área de observación es pequeña - cerca de tres kilómetros cuadrados - los científicos esperan poder apuntar a los principales emisores de carbono, aunque la vigilancia no está entre los objetivos de la misión.
"En principio esperamos ser capaces de encontrar puntos donde las emisiones son mayores, comparadas con las de su alrededor, pero en realidad no se trata de una misión de mapeo. Es más una misión de muestreo", dijo Basilio.
La NASA intentó lanzar el OCO en 2009, pero el satélite sufrió un accidente durante el lanzamiento. El Congreso aceptó financiar un repuesto, OCO-2, que tiene previsto despegar desde la base aérea militar de Vandenberg en California el martes por la mañana sobre un cohete United Launch Alliance Delta 2. El satélite fue construido por Orbital Sciences Corp.