lunes, 30 de abril de 2012

Hallan ríos de lava en forma de espiral en Marte

PUBLICIDAD
Hallan ríos de lava en forma de espiral en Marte

Hallan ríos de lava en forma de espiral en Marte

A continuación en
:10

Multiverso, ciencia y ego

Tecnología Hecha Palabra > Ciencia > Miscelánea y otros >
Rating: Rating: 4.7 - Votos: 3

09/04/2012
Multiverso, ciencia y ego
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo
RSS Twitter Facebook
Pasión & mente abierta son cualidades imprescindibles en un científico... en dosis moderadas.
Abundan las teorías sobre la existencia de un vasto, quizás infinito, conjunto de universos además del nuestro propio. Sus defensores argumentan que así se explica la existencia de la vida, y colocan al ser humano en el centro de la creación.
En los últimos años se diría que algunos científicos se están empeñando en redefinir la ciencia en aras de satisfacer su enorme ego. Abundan estos años los artículos, conferencias y demás sobre la idea del llamado multiverso, esto es, la existencia de un vasto, quizás infinito, conjunto de universos además del nuestro propio. Sus defensores argumentan que tal multiverso explica la existencia de la vida. Más aún, coloca al ser humano en el centro de la propia creación.
A continuación, describiré, analizaré y criticaré las principales líneas maestras de esta propuesta, concluyendo que significa un peligroso alejamiento de la ciencia.
La cosmología es una ciencia especial. No me refiero por ser fuente de docenas de ideas poco fundadas que pueblan la imaginación humana y alientan la pseudociencia. No. Me refiero a una cuestión directamente relacionada con el método científico. En particular, con la idea de la experimentación, es decir, la reproducibilidad de los fenómenos naturales. El Universo como tal, objeto de estudio de la cosmología, no admite experimentar con él. Observamos, tomamos datos y los analizamos. Eso es todo.
Tal limitación, por supuesto, no resulta óbice para mantener reflexiones argumentadas sobre lo no observable. Observaciones basadas en dichas concepciones teóricas o bien corroborarán (al menos en parte), o bien refutarán aquéllas. Ello, obviamente, si tales ideas teóricas son susceptibles de verificación observacional. Es esta premisa, pilar del método científico, la que se resiente con concepciones como la del multiverso.
La idea de multiverso en la cosmología actual se remonta a los trabajos de Andrei Linde en la conocida como teoría inflacionaria caótica, donde argumenta que nuestro universo es sólo uno más entre un conjunto (quizás infinito) de universos en continua y eterna creación.
Otra versión de multiverso proviene de la famosa (!) teoría de cuerdas; en particular, de su idea de un inmenso elenco de vacíos, cada uno provisto de sus propias leyes. Según el fundador de la moderna visión de esta teoría, Leonard Susskind, nuestro universo es, sencillamente, uno de tales vacíos1.
En la actualidad, (la mayoría de) los teóricos de cuerdas y (de) los simpatizantes de la inflación caótica toman ambos enfoques del multiverso como común, de modo que consideran que sus ideas se respaldan entre ellas. Conviene realizar un par de comentarios críticos a estas propuestas.
Es una idea bastante extendida (aunque lejos de estar consensuada) que nuestro Universo sufrió un período de crecimiento vertiginoso (exponencial) en sus primeros estadíos. Tal crecimiento es el período inflacionario. Observaciones recientes, notablemente del satélite WMAP, parecen corroborar las predicciones teóricas del modelo inflacionario, como la emergencia de estructuras a gran escala. Ahora bien, la propuesta avanzada por Linde y colaboradores se refiere a un posible escenario dentro del marco general de la inflación. Existen modelos inflacionarios que no implican la existencia de un multiverso. Más importante, las observaciones actuales tampoco requieren de aquél.
En lo que respecta a la teoría de cuerdas, ha de enfatizarse enérgicamente qué, supuestamente, representa tal teoría. Históricamente, se propuso como descripción de la fuerza nuclear fuerte. Al ser superada por la cromodinámica cuántica en esta tarea, pasó a ser contemplada, con una adecuada revisión del concepto de 'cuerda', como un marco teórico que aspiraba a unificar en una única teoría todas las interacciones de la Naturaleza2. Con el tiempo, se realizó el sorprendente (e inquietante) descubrimiento que no existía una sola teoría, sino toda una familia de teorías, donde cada subteoría describía, aproximadamente, un cierto domino de la Naturaleza. De forma casi inmediata, el teórico Ed Witten especuló sobre la existencia de una teoría común, subyacente a esta familia de teorías. Es lo que se conoce como Teoría M 3. Mis reservas hacia tal teoría son importantes, por varios motivos:
• La calificación de teoría es debatible. No se conoce su estructura matemática exacta; un sinfín de conjeturas la pueblan.
• No ha realizado predicción testable alguna. Es más, con su elenco de versiones, es capaz de explicar cualquier fenómeno mediante una elección adecuada de los parámetros.
• El concepto de vacío, clave en la concepción del multiverso, no está bien definido en esta teoría.
Tras exponer las principales motivaciones físicas que desembocaron en la idea de multiverso, describiré en lo sucesivo el argumento preferido por sus entusiastas sobre las ventajas de tal propuesta.
Con objeto de contrarrestar las críticas vertidas sobre su naturaleza científica, los proponentes del multiverso recurren a una explicación bastante curiosa, he de admitir. Hablamos del principio antrópico4, cuya esencia afirma que las condiciones de nuestro Universo son tales que la vida (inteligente) es posible5. Si se aplica el principio antrópico al vasto número de posibles vacíos de la teoría de cuerdas, el Nobel Steven Weinberg comenta:
"... podría explicar por qué las constantes que observamos en la Naturaleza adoptan valores adecuados para la vida sin necesidad de la intervención de un creador benevolente." [2].
El razonamiento de afirmaciones como ésta versa como sigue. En un multivero con un número ingente (potencialmente infinito) de universos, consideraciones púramente estadísticas implican la existencia de virtualmente todos los valores posibles de las constantes de la Naturaleza; en particular, aquéllos favorables para la vida (inteligente) se darán en, al menos, un universo, que, sencillamente, es el nuestro.
Por partes. Desde que me hice eco de este tipo de razonamientos, no puedo evitar pensar que es o bien absolutamente trivial, o bien una aberración científica. La formación de estructuras complejas, como galaxias o la propia vida, ha sido posible porque se dieron las condiciones necesarias para ello. Obviamente, de haberse dado condiciones desfavorables para la emergencia de tales estructuras, nadie de nosotros estaría aquí. El razonamiento es decepcionantemente simple:
• A → B.
• B se observa en el Universo.
• Por tanto, A es cierto.
Aquí,
A = condiciones favorables para la formación de estructuras complejas.
B = existencia de tales estructuras complejas.
Pues bien, los proponentes del multiverso afirman que se dieron las condiciones favorables para la formación de estructuras complejas porque, estadísticamente, de todas las posibles condiciones en el multiverso, en, al menos, uno de los universos tales condiciones se dieron necesariamente. Ahora bien, esta premisa adicional es superflua y prescindible. Invocar la existencia de una entidad no susceptible de observación alguna, como es el multiverso, para "explicar" la complejidad de nuestro universo constituye una flagrante desviación del rigor científico.
Pero esto no es todo. He aquí un par de comentarios de John D. Barrow, cosmólogo, y Frank J. Tipler, físico-matemático [3]:
"Existe un Universo 'diseñado' con el propósito de generar y mantener 'observadores'."
"Los observadores son necesarios para la existencia del Universo."
Es difícil entender este tipo de afirmaciones dentro del marco de la ciencia. La idea del diseño inteligente no es nueva, pero hasta hace unos años no se había infiltrado en el ámbito científico. Aunque conviene remarcar de nuevo que los 'observadores' mencionados no se restringen a los seres humanos, considerar que el propósito del Universo es la creación de vida 'inteligente' (capaz de 'observar') roza, si no toca, la teología. De nuevo, postular la existencia de entidades no observables, ni ahora ni nunca, para describir la complejidad que exhibe nuestro Universo no es ciencia.
Algunos objetarán, razonablemente, que la incapacidad de la ciencia para explicar ciertos aspectos del Universo no debe impedir tratar de acceder a ellos por otras vías. De acuerdo. Libertad de pensamiento. Pero redefinir el significado de la ciencia para ocultar nuestra ignorancia es un camino peligroso.
*En la literatura filosófica existen diversas concepciones de multiverso. En el ámbito de las ciencias físicas, me consta de, al menos, dos versiones: i) en cosmología (tema de este ensayo) y ii) en la interpretación de "muchos mundos/mundos paralelos" de la mecánica cuántica. En el primer caso, el 'observador' no desempeña papel alguno; en el segundo, es crucial.
1- El concepto de 'vacío' en la física moderna es sutil. En particular, nada tiene que ver con la 'nada' propia de debates filosóficos. En esencia, el vacío de un sistema físico es el estado de mínima energía, conocido como estado fundamental.
2- Se distinguen en la actualidad cuatro interacciones fundamentales, a saber: i) la interacción nuclear fuerte, responsable de la estabilidad nuclear (intensidad relativa 1); ii) interacción electromagnética, que mantiene la cohesión atómica (i.r. 10-2); iii) interacción nuclear débil, que origina el decaimiento nuclear, como la radiactividad (i.r. 10-13) y iv) la gravitación, responsable de la atracción entre objetos masivos (i.r. 10-38). Conviene reseñar, no obstante, que las intensidades de las interacciones dependen de la energía. Los valores entre paréntesis se refieren a energías ordinarias.
3- No está claro cuál es el significado de la 'M' de la Teoría M. Algunas sugerencias: i) 'Membrana', extensión del concepto de 'cuerda' a más dimensiones; ii) 'Maestra'; iii) 'Mágica'; iv) 'Misterio' y v) 'Matriz' (de 'Matrix Theory'), si la validez de esta última se demuestra alguna vez.
4- El adjetivo 'antrópico' es ambigüo, pues este principio no privilegia, en general, al ser humano, sino a cualquier 'observador'.
5- En realidad, existen dos versiones del principio antrópico. Más aún, ni siquiera hay consenso en las definiciones. Las dadas aquí se deben a Carter [1]. La versión débil afirma que nuestra ubicación en el Universo es necesariamente un privilegio, en el sentido de ser compatible con nuestra existencia como 'observadores'. Por su parte, la versión fuerte establece que el Universo debe ser tal que admita la aparición de 'observadores'. Para Carter, el 'debe' anterior es una deducción del hecho que, en efecto, existen tales 'observadores' (al menos los humanos). Para Barrow & Tipler, en cambio, tal 'debe' es un imperativo [3].

Referencias


[1] Large Number Coincidences and the Anthropic Principle in Cosmology, Brandon Carter, en IAU Symposium 63: Confrontation of Cosmological Theories with Observational Data, Dordrecht: Reidel (1974), pp. 291–298.
[2] Living in the multiverse, Steven Weinberg, en Universe or Multiverse?, editado por B. Carr, Cambridge University Press (2009).
[3] The Anthropic Cosmological Principle, John D. Barrow & Frank J. Tipler, Oxford University Press (1988).

Lecturas recomendadas
• Nuestro hábitat cósmico, Martin Rees, Ediciones Paidós Ibérica (2002).
• Does The Multiverse Really Exist?, George F. R. Ellis, Scientific American vol. 305, nº2 (2011).

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo
RSS Twitter Facebook

FUENTE

Pedro Naranjo Pérez - redcientifica.org

Observación astronómica nocturna

El club de lectura científica en astronomía ASTROBLAA invita a participar de:
Observación astronómica nocturna
Todos los jueves del mes de mayo, 6:00 p.m. a 8:00 p.m.
Universidad Sergio Arboleda, Observatorio Astronómico — Calle 74 # 14-14, piso 10 Previa inscripción el mismo día a partir de las 7:00 a.m. en el 325 8181
Para público en general, cupo limitado. Manejaremos telescopios de última tecnología que nos permitirán observar los fenómenos celestes y conocer las estrellas. A partir de ellas descubriremos técnicas para orientarnos en el cielo capitalino.
* La observación está sujeta a las condiciones climáticas del día.

Organizan: Observatorio Astronómico de la Universidad Sergio Arboleda y ASTROBLAA
Más información


Observación astronómica nocturna [ Todos los jueves del mes ]


Lugar: Universidad Sergio Arboleda, Observatorio Astronómico - Calle 74 # 14-14, piso 10
Organizan: Observatorio Astronómico de la Universidad Sergio Arboleda y ASTROBLAA
Hora: 6:00 a 8:00 p.m.

Manejaremos telescopios de última tecnología que nos permitirán observar los fenómenos celestes y conocer las estrellas. A partir de ellas descubriremos técnicas para orientarnos en el cielo capitalino.

*La observación está sujeta a las condiciones climáticas del día.
Más información

¿Qué es ASTROBLAA?

ASTROBLAA es un proyecto de promoción de lectura científica en astronomía para jóvenes, adultos y maestros usuarios de la Red de Bibliotecas del Banco de la República (RBBR), que pretende fomentar hábitos lectores que conduzcan a potenciar la formación científica y cultural de la población colombiana.
Durante el año 2009 nació el nuestro primer Club de astronomía en la Biblioteca Luis Ángel Arango llamado ASTROBLAA. A partir del 14 de Abril de ese año se realizaron una serie de actividades de carácter informativo y divulgativo de esta ciencia para despertar el interés de nuestros usuarios en esta ciencia y e integrar personas activas dentro del Club.
En este 2012, estamos trabajando por hacer realidad este proyecto de Clubes de lectura científica en astronomía en las demás ciudades de la RBBR. Para ello se han diseñado una serie de actividades dirigidas a interesados en liderar o pertenecer a estos Clubes y se cuenta con el apoyo de una maleta de libros de astronomía del programa Maletas viajeras.
Encuentre aquí más información de:

¿Cómo participar en el Club?

  1. Contar con la disponibilidad de tiempo necesaria para asistir a las reuniones mensuales.
  2. Escribir un correo a astroblaa@banrep.gov.co con el asunto INSCRIPCIÓN indicando su nombre completo, edad y profesión u ocupación.
  3. Inscribirse en nuestra página en facebook: ASTROBLAA y participar de nuestros foros.
  4. Asistir a las diferentes actividades programadas.
NOTA: Las fotografías que se muestran en esta página han sido tomadas durante el desarrollo de las actividades de ASTROBLAA.

Observaciones astronómicas nocturnas

Manejaremos telescopios de última tecnología que nos permitirán observar los fenómenos celestes y conocer las estrellas. A partir de ellas descubriremos técnicas para orientarnos en el cielo capitalino. La observación está sujeta a las condiciones climáticas del día.

¿Cuando?: Todos los jueves del mes a las 6:00 p.m.
¿Dónde?: Observatorio astronómico de la Universidad Sergio Arboleda, Calle 74 N° 14 - 14, Piso 10
¿Cómo me inscribo?: ÚNICAMENTE llamando al ✆325 8181el mismo día a partir de las 7 a.m. Los cupos son limitados.

Coordina:
Zuly Adriana Zabala, Profesional en investigación y Referencia CyT - RBBR
Mauricio Giraldo, Tallerista de Promoción de lectura
Apoyan: Observatorio Astronómico Universidad Sergio Arboleda y Planetario de Bogotá.

Agujeros negros crean objetos cósmicos

Tecnología Hecha Palabra > Ciencia > Ciencias exactas >
Rating: Rating: 4.0 - Votos: 1

22/04/2012
Agujeros negros crean objetos cósmicos
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble
Astrónomos en Gran Bretaña dicen que un enigmático objeto cósmico, conocido como rayo X ultra luminoso, o ULX, que se observó en las cercanías de la galaxia Andrómeda, es el producto de pequeños agujeros negros.
Los científicos que realizaron este estudio, liderado por la Universidad de Durham, indicaron que el hallazgo podría comenzar a responder a las preguntas sobre qué causa los ULX, los cuales son extremadamente brillantes y por lo general están demasiado lejos para ser estudiados por los investigadores.
Pero los ULX que se descubrieron en la galaxia de Andrómeda están tan solo a 2,5 millones de años luz de distancia.
Dos teorías sugieren que los ULX son causados por pequeños hoyos negros estelares, de tan solo un par de veces la masa del sol u hoyos negros medianos de alrededor de 1.000 veces la masa solar, que se formaron de la fusión de agujeros negros mucho más pequeños.
Los astrónomos dicen que sus hallazgos indican que los ULX de Andrómeda vienen de un hoyo negro de tamaño más bien pequeño que se formó cuando una estrella masiva, como una supernova, explotó.
La fuerza de gravedad del hoyo negro rápidamente captura el polvo y el gas que están alrededor y los comprime en un disco plano, conocido como disco de acreción, que rodea el agujero negro. El disco está girando a casi la velocidad de la luz, lo que calienta el material, causando la emisión de los rayos x.
Andrómeda
La galaxia Andrómeda (Foto: NASA). Los astrónomos dicen que sus hallazgos indican que los ULX de Andrómeda vienen de un hoyo negro de tamaño más pequeño.
Los científicos dicen que sus resultados muestran que al menos algunos rayos X ultra luminosos están vinculados a hoyos negros, objetos que frecuentemente se encuentra, expanden el universo.

Los investigadores en Gran Bretaña realizaron estudios con observaciones e información recogida por Chandra, observatorio de rayos X de la NASA, el telescopio espacial Hubble, el observatorio de rayos X XMM-Newton y el observatorio Swift gamma-ray.
Los resultados del estudio fueron publicados en Astronomy and Astrophysics, revista mensual de Royal Astronomical Society.


La galaxia Andrómeda (Foto: NASA). Los astrónomos dicen que sus hallazgos indican que los ULX de Andrómeda vienen de un hoyo negro de tamaño más pequeño.

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

voanews.com
voanews.com

Acorralando la energía oscura

Tecnología Hecha Palabra > Ciencia > Ciencias exactas >
Rating: Rating: 4.8 - Votos: 4

16/04/2012
Acorralando la energía oscura
 
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble
Los primeros datos de una campaña de observación cosmológica permiten acercarse a los momentos cuando la energía oscura empezó a hacerse notar.
No tenemos ni idea de lo que pueden ser la materia y la energía oscura, pero hay que reconocer que encajan muy bien con las observaciones.
Antes de descubrirse la energía oscura ya se tenía constancia de la existencia de la materia oscura. Si se tenía en cuenta toda la materia ordinaria y la oscura no había suficiente masa-energía como para que el Universo fuera cerrado o plano, debía ser un Universo abierto. Las medidas del fondo cósmico de microondas, primero con globos y luego con el WMAP, revelaron que el Universo era exactamente plano. Esta media es puramente geométrica y no depende del modelo empleado. Pero entre esas medidas con globos y las medidas el WMAP se fueron recopilando más y más datos de supernovas de tipo Ia que indicaban que existía una forma de energía que empapaba todo el espacio y hacía que el universo se expandiera cada vez más rápido.
Pues bien, si se contabiliza la energía oscura, la materia oscura y ordinaria entonces es justo la masa-energía que se necesitaba para que el Universo sea plano. Todo encaja, aunque no sepamos de qué clase de energía se trata. Se parece, eso sí, a la constante cosmológica.
La energía oscura es siempre la misma por unida de espacio, pero como el espacio está en expansión y la materia que hay es siempre la misma el efecto de la gravedad se hace cada vez más débil al diluirse la materia y la energía oscura va ganado sobre la gravedad.
Al final todo se expandirá a un ritmo tal que perderemos de vista el resto de las galaxias e incluso puede que la expansión impida la formación de nuevas estrellas y disgregue las galaxias. Vivimos en un momento cosmológicamente privilegiado. Un momento en el que es posible la vida y saber sobre el pasado y futuro del Universo. Quizás otras civilizaciones del futuro no tengan tanta suerte.
Hubo un momento en el no se podía saber la existencia de la energía oscura. Su efecto era tan débil que la gravedad lo enmascaraba. En ese momento la materia casi ganó la partida, pero no consiguió detener la expansión y ahora la energía oscura se perfila como el ganador indiscutible.
Las oscilaciones acústicas bariónica están señaladas por círculos blancos sobre los mapas de galaxias. En estas imágenes esquemáticas se puede observar la historia de una porción del Universo en tres momentos dados, desde cuando el Universo se hizo transparente (lo que vemos como fondo cósmico de microondas) hasta hace 3300 millones de años. Fuente: Eric Huff, equipo SDSS-III team, equipo South Pole Telescope y Zosia Rostomian.

Para poder confirmar aun más la existencia de la energía oscura los astrofísicos quieren observar ese momento, hace unos 6000 millones de años, en el que hubo ese punto de inflexión. En teoría es relativamente fácil, pues basta con mirar lo suficientemente lejos como para ver el pasado que deseemos. En este caso a 6000 millones de años luz, casi la mitad del radio del Universo visible.
En la práctica no es fácil, pues cuanto más lejano es un objeto menos luz nos llega de él debido a la ley de la inversa del cuadrado de la distancia, una ley puramente geométrica. Obtener perfiles de intensidad y espectros de objetos situados a esas distancias es muy difícil. Se espera que algún día se tengan telescopios espaciales dedicados a la observación de supernovas muy lejanas para así comprobar este punto. Mientras tanto los astrofísicos se las han apañado para buscar otros sistemas de medida.
Uno de estos métodos se basa en las oscilaciones acústicas bariónicas. En la campaña III del Sloan Digital Sky Survey se estudian los componentes de BOSS (Baryon Oscillation Spectroscopic Survey), es decir, las oscilaciones acústicas bariónicas, que nos pueden hablar de la energía oscura. Ya han presentado los primeros resultados. Han conseguido medir ya objetos a distancias en las que se produjo el punto de inflexión en el que la energía oscura empezó a acelerar la expansión del Universo.
Las oscilaciones acústicas bariónicas permiten determinar la distancia a las galaxias lejanas midiendo el ángulo aparente entre estructuras cosmológicas de tamaño conocido, en concreto entre los puntos en los que hay mayor densidad galaxias sobre la red de filamentos y vacíos de la estructura a gran escala del Universo. Se mide la luz producida por la materia ordinaria de esas galaxias, que ésta está hecha principalmente de bariones, y de ahí el nombre asignado.
Como la distribución de estos puntos de alta concentración de materia ordinaria es regular en promedio, el ángulo entre ellos da una estimación de la distancia que hay desde nosotros hasta ellos. Cuanto más pequeño es el ángulo entre dos picos contiguos más lejanos están esos dos puntos de nosotros.
Estas estructuras a gran escala vienen determinadas por el Big Bang y las ondas acústicas (de origen cuántico en último término) que permitieron introducir inhomogeneidades u oscilaciones en la materia y que ésta formara galaxias y cúmulos de galaxias.

Por cada 15 minutos de exposición hay que enchufar miles de fibras ópticas en una placa que va en el plano focal del telescopio. La posición de cada fibra va justo en el punto en donde está la imagen de una galaxia individual. Fuente: Dan Long.
La distancia nos dice además la edad de los objetos observados, debido a que la velocidad de la luz es fija. Los vemos cómo eran en un momento dado no cómo son ahora. Una estructura a 6000 millones de años luz se nos muestra cómo era hace 6000 millones de años. Un dato que podemos comparar con el corrimiento al rojo de las líneas espectrales, a mayor corrimiento al rojo mayor distancia, que además nos revela cuánto se ha expandido el espacio. Recodemos que el corrimiento al rojo cosmológico depende de la expansión del espacio y no de los movimientos de los objetos, como en el caso del efecto Doppler.
En esta campaña han podido realizar medidas de este tipo de objetos situados hasta a 7000 millones de años luz con bastante precisión. Han medido 327.349 galaxias masivas sobre 3275 grados cuadrados del cielo alcanzando hasta un corrimiento al rojo de z=0,7. Aunque el corrimiento promedio es de z=0,57. Téngase en cuenta que en este tipo de campañas se estudia en Universo en 3D con cierta profundidad, así que el corrimiento al rojo de los objetos más cercanos es muy distinto al de los más lejanos. En todo caso la precisión en la medida de distancias se han conseguido con un error de sólo un 1,7%. Nunca se habían tomado datos cosmológicos de este tipo con tanta riqueza y precisión.
Las oscilaciones producidas en la materia debido a las ondas acústicas se pueden observar ahora tal y como eran 380.000 años después del Big Bang en el fondo cósmico de microondas. Esto permite calibrar la escala de las oscilaciones acústicas bariónicas y usarlas en este método para medir la expansión del Universo a lo largo del tiempo cosmológico.
Todas estas medidas permitirán dilucidar qué propuestas a energía oscura encajan mejor con la realidad o si la Relatividad General necesita algún tipo de corrección.
Naturalmente no todo es sencillo y las galaxias tienen movimiento propio dentro del cúmulo que tiende a cambiar su corrimiento al rojo. Se necesita un análisis estadístico para restar este efecto y obtener el corrimiento al rojo puramente cosmológico del cúmulo en su conjunto.
Estos investigadores del proyecto Sloan han conseguido ya medir la gravedad en la escala de 100 millones de años luz.
Estos primeros datos suponen una cuarta parte de los que tienen planeado obtener cuando la actual campaña finalice en 2014.
De momento todo parece apuntar a un modelo de Universo plano con un cuarto de materia oscura, un pequeño porcentaje de materia ordinaria y el resto energía oscura en la forma de constante cosmológica. Sin embargo, los investigadores implicados se muestran cautos debido a que los datos no permiten de momento confirmar esta constante cosmológica. Los datos son consistentes con ella, pero no son concluyentes. Si hay sorpresas esperan encontrarlas.
Es ahora cuando han empezado a explorar los tiempos en los que la energía oscura empezó a hacer notar su existencia, cuando completen la campaña sabremos mucho más sobre cómo funciona el Universo.

Fuentes y referencias:
NeoFronteras (Copyleft)
Nota de prensa.
Artículo en ArXiv.

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande
RSS Twitter Facebook Digg Delicious
Google Windows Live Stumble

FUENTE

neofronteras.com
neofronteras.com