jueves, 18 de enero de 2018

Los púlsares podrían albergar planetas habitables

Los púlsares podrían albergar planetas habitables
·        Thu, 21/12/2017 - 18:13



 Los púlsares son estrellas de neutrones que emiten una radiación periódica. La palabra púlsar es un acrónimo en inglés de pulsating star, que expresa la condición de una estrella que emite radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares. Estos cuerpos celestes poseen un campo magnético de intensidad muy alta que les induce a emitir esos pulsos de radiación electromagnética a intervalos regulares, en relación con el periodo de rotación del púlsar.
De hecho, estas estrellas llegan a girar sobre sí mismas hasta varios cientos de veces por segundo. Eso implica que un punto de su superficie puede estar moviéndose a velocidades de 70.000 kilómetros por segundo. Pues bien, según un reciente estudio científico, teóricamente es posible que existan planetas habitables alrededor de los púlsares. La condición para que eso suceda es que cuenten con una atmósfera muy densa que convierta en calor los rayos X y las partículas de alta energía del púlsar. Los autores de la investigación, que ha aparecido publicada en la revista Astronomy & Astrophysics, son los astrónomos Alessandro Patruno, que trabaja en el Observatorio de Leiden, en Holanda, y y Mihkel Kama, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido.
Los púlsares son conocidos por sus condiciones extremas. Son estrellas de neutrones que solo miden entre 10 y 30 kilómetros de diámetro. Están sometidas a campos magnéticos brutales, acumulan materia y emiten regularmente grandes cantidades de rayos X y otras partículas energéticas. Pero a pesar de eso, Alessandro Patruno y Mihkel Kama sugieren que podría haber vida en las cercanías de estas estrellas.
Esta es la primera vez que un equipo de astrónomos intenta encontrar zonas o planetas potencialmente habitables cerca de este tipo de estrellas de neutrones. Según los cálculos que han llevado a cabo, la zona habitable alrededor de una estrella de neutrones puede ser tan grande como la distancia que existe entre la Tierra al Sol. ¿Y qué condiciones debería tener un planeta situado en esa zona para poder albergar vida? Una condición necesaria es que tenga las características de una Supertierra cuya masa sea de uno a 10 veces mayor que la de nuestro planeta. Si fuera más pequeña perdería su atmósfera en unos cuantos miles de años. Además, su atmósfera debería ser al menos un millón de veces más densa que la de la Tierra. Las condiciones en la superficie del planeta dependiente del púlsar podrían parecerse a las que hay en las profundidades del mar.
Los astrónomos responsables de la investigación estudiaron el pulsar PSR B1257 + 12, situado a unos 2.300 años luz de distancia en la constelación de Virgo. Para ello se valieron del Telescopio Espacial Chandra, que está especialmente diseñado para observar rayos X, y vieron que hay tres planetas que orbitan alrededor del púlsar. Dos de ellos son Supertierras con una masa de cuatro a cinco veces superior a la Tierra y orbitan lo suficientemente cerca del pulsar como para recibir su calor. Patruno explica que según sus cálculos, "la temperatura en estos planetas podría ser adecuada para que hubiera agua líquida en su superficie. Lo que todavía no sabemos es si la atmósfera de las dos Supertierras es suficientemente densa". De cara a sus próximos proyectos, estos astrónomos de Leiden y Cambridge pretenden hacer observaciones más detalladas del púlsar y compararlo con otros púlsares. También esperan que el telescopio ALMA, del Observatorio Europeo Austral, llegue a mostrar discos de polvo alrededor de las estrellas de neutrones, que son buenos indicadores de la existencia de planetas. Se estima que la Vía Láctea contiene cerca de mil millones de estrellas de neutrones, de las cuales alrededor de 200.000 son púlsares. Hasta el momento se han estudiado 3.000 púlsares y solo se han encontrado 5 planetas púlsar. PSR B1257 + 12 es uno de los más estudiados y ya en 1992 se descubrieron los primeros exoplanetas alrededor de este objeto.
Fuente: muyinteresante / MF


miércoles, 17 de enero de 2018

Astronoticias 17-01-18


Astronoticias.

19 aniversario de la Red Larense de Astronomía.

El próximo miércoles 17 de enero se cumplen 19 años del primer envío de la Red Larense de Astronomía.

La Junta Directiva de ese entonces, estando en la presidencia el compañero Alexis Peña le encargó a Jesús Guerrero el trabajo de editor de un boletín de noticias semanal de noticias que recogiera los eventos y noticias más importantes durante esa semana.
La primera Red, con apenas una página de extensión, se envió a unas 50 personas y en la misma apenas habían dos noticias y una pocas efemérides. En estos 19 años, nuestra Red ha evolucionado de manera satisfactoria. Con un promedio de unas 35 páginas, se envía semanalmente a unas 4.000 personas, no solo del Estado Lara, sino de Venezuela y el mundo.
La Junta Directiva felicita al equipo de redacción de la Red y especialmente a su editor general Jesús Guerrero, que se han mantenido a lo largo de todos estos años enviándonos la Red Larense de Astronomía, convirtiéndola en el único boletín semanal que ha mantenido una frecuencia de publicación impecable desde el año 1999.
Desde que se instituyó el boletín, han transcurrido 990 semanas y se han producido 990 boletines. Consideramos esto un record muy difícil de igualar.
Felicitaciones al equipo de redacción e invitamos a los demás miembros y amigos de ALDA a integrarse a la extraordinaria faena de ser un divulgador científico.

Proyecto CALIFA renueva la clasificación de galaxias.

12 de enero de 2018.




Diagrama de disposición de galaxias, en función de la órbita de sus estrellas.
Crédito: equipo CALIFA.

Un equipo internacional de astrofísicos, entre los que se encuentra el investigador del IAC, Jesús Falcón Barroso, coordinador del proyecto CALIFA (Calar Alto Legacy Integral Field Area Survey) ha recogido datos de 600 galaxias cercanas a la Vía Láctea con el Espectrofotómetro de Apertura Múltiple de Potsdam (PMAS, por sus siglas en inglés) ubicado en el Observatorio de Calar Alto (Almería, España).
Como parte de este catálogo, los científicos han elaborado mapas de velocidad de 300 galaxias que muestran los movimientos de sus estrellas. De esta manera han podido determinar tres grupos diferenciados entre órbitas estelares casi circulares, que han denominado “órbitas frías”, “órbitas templadas”, y “órbitas calientes”, típicas del movimiento desordenado y aleatorio de estrellas.
Al analizar los datos, han comprobado que las órbitas circulares son frecuentes en las galaxias más pequeñas, mientras que las “órbitas calientes” corresponderían a las de las galaxias más grandes. Además, sorprendentemente, han encontrado una incidencia de “órbitas templadas” mayor de la esperada en todo tipo de galaxias.

Primeros momentos del Universo no fueron como pensábamos.
12 de enero de 2018.

Durante más de seis años un equipo internacional compuesto por más de 20 científicos desarrolló una investigación enfocada en la formación estelar 30 Dorado, ubicada en la Nube Mayor de Magallanes, también conocida como la Nebulosa de la Tarántula.


El VLT del ESO.


El resultado de esta labor determinó que el Universo temprano tendría una mayor abundancia de estrellas masivas que el que la astrofísica contemporánea suponía. La investigación, liderada por el astrónomo Fabian Schneider de la Universidad de Oxford, fue publicada en la revista Science, y viene a cambiar la manera como se entendían los primeros momentos del Universo.
En su etapa de observación, los científicos utilizaron el Very Large Telescope o Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Paranal del Observatorio Europeo del Sur (ESO) durante 160 horas, lo que les permitió aprovechar la ventaja de este instrumento óptico, que al utilizar sus cuatro telescopios puede ver detalles con 25 veces más precisión que con telescopios individuales de mayor tamaño.
"Las estrellas masivas son claves para la comprensión del cosmos, ya que tras colapsar en forma de supernovas generan los elementos químicos complejos… claves para el nacimiento de vida", explicó Venu Kalari, uno de los responsables de observar y analizar parte de los datos obtenidos con el VLT.
"Observar en esta zona del universo -ubicada a tan sólo 50 kilo parsecs- fue como meterse dentro de una máquina del tiempo, ya que su composición química es muy similar a la del comienzo del Universo y ello nos permitió inferir que en dicho período habitaban una enorme cantidad de estrellas masivas, tal como lo constatamos en la Nebulosa de la Tarántula", dijo el investigador.

Más información en:

http://noticiasdelaciencia.com/not/26997/astronomos-descubren-que-los-primeros-momentos-del-universo-no-eran-como-pensabamos/


Detectan nuevas moléculas en gigantesca guardería estelar.

12 de enero de 2018.


Entre las cerca de 200 moléculas descubiertas hasta ahora en el espacio destacan las orgánicas por asociarse también con la vida, y entre ellas las aromáticas, que cuentan con un anillo hexagonal de átomos de carbono. Los astrónomos saben que son abundantes en el Universo porque sus característicos patrones de emisión en el infrarrojo se observan en múltiples entornos espaciales.
Sin embargo, la identificación precisa de estas moléculas aromáticas en el medio interestelar resulta muy difícil, y hay que recurrir a sofisticadas técnicas de radio-espectroscopía para detectar las emisiones de radio más débiles y avanzar en este campo.
Es lo que ha hecho un equipo internacional de astrónomos, liderado por el investigador Brett McGuire del National Radio Astronomy Observatory en Estados Unidos, para encontrar marcadores de benzonitrilo mientras realizaban un rastreo de la nube molecular de Tauro (Región 1 o TMC-1), una enorme guardería estelar situada a 450 años-luz de nuestro planeta en la constelación de Tauro.
El benzonitrilo (C6H5CN) es una de las moléculas aromáticas más simples que contienen nitrógeno, y su descubrimiento en TMC-1 supone la primera vez que una molécula de este tipo se identifica en el espacio utilizando radio-espectroscopía.
El avance, que se publica esta semana en la revista Science, “también arroja luz sobre la composición de las sustancias aromáticas dentro del medio interestelar, un material que finalmente se incorporará a nuevas estrellas y planetas”, destaca McGuire y los otros autores.

Más Información en:


Desaceleración en la rotación del cometa 41P.

12 de enero de 2018.

Las observaciones de la nave espacial Swift de la NASA, ahora rebautizada como Observatorio Neil Gehrels–Swift después del fallecimiento del último investigador principal de la misión; han capturado un cambio sin precedentes en la rotación de un cometa.


El cometa 41P y la galaxia NGC 3198.


Las imágenes tomadas en mayo de 2017 revelan que el cometa 41P/Tuttle-Giacobini-Kresák giraba tres veces más lento de lo que lo hacía en marzo. La desaceleración abrupta es el cambio más espectacular en la rotación de un cometa jamás visto.
“El récord anterior de un cometa le ocurrió al 103P/Hartley 2, que disminuyó su rotación de 17 a 19 horas durante 90 días”, dijo Dennis Bodewits, astrónomo de la Universidad de Maryland, quien presentó los hallazgos el miércoles 10 de enero en la reunión de la American Astronomical Society (AAS). “Por el contrario, 41P se redujo en más de 10 veces en tan solo 60 días, por lo que tanto el alcance como la velocidad de este cambio es algo que nunca antes habíamos visto”.
El cometa orbita el Sol cada 5,4 años, viajando tan lejos como el planeta Júpiter, cuya influencia gravitatoria se cree que lo ha capturado en su camino actual. Se estima que tiene menos de 1,4 kilómetros de ancho, siendo uno de los más pequeños cuyas órbitas están controladas por Júpiter. Este pequeño tamaño ayuda a explicar cómo los chorros (jets) generados en la superficie del 41P fueron capaces de producir un cambio tan dramático.
Las observaciones terrestres establecieron el período de rotación inicial de unas 20 horas a principios de marzo de 2017. El cometa hizo su aproximación más cercana al Sol el 8 de abril. La cámara del Swift fotografió el cometa del 7 al 9 de mayo, revelando variaciones de luz asociadas con material recientemente expulsado a la coma. Estos cambios lentos indicaron que el período de rotación del 41P se había más que duplicado, estimado entre 46 y 60 horas.

Más información en:


Hallan las entradas a una red de pasadizos subterráneos en el polo norte de la Luna.

12 de enero de 2018.



El Instituto SETI, dedicado a la búsqueda de vida fuera de la Tierra, y el Mars Institute, volcado en la promoción del estudio de Marte, han anunciado el descubrimiento de unos pequeños hoyos que pueden ser entradas a una red subterránea de tubos de lava en un gran cráter cerca del Polo Norte de la Luna. Estos «tragaluces» podrían permitir a futuros exploradores un acceso más fácil al agua helada, si es que esta se encuentra en el interior de estos pasadizos, en vez del enorme esfuerzo de excavar el regolito, los escombros que cubren el terreno lunar.
Los nuevos pozos fueron identificados gracias al análisis de las imágenes del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) de la NASA. Se encuentran al noreste del Philolaus, un gran cráter de impacto de 70 km de diámetro ubicado a unos 550 km del polo norte lunar, en la cara visible. Los pozos aparecen como pequeñas depresiones sin borde, de 15 a 30 metros de ancho, con interiores completamente sombreados. Están ubicados a lo largo de secciones de canales sinuosos, que se entrecruzan en el suelo del Philolaus. En general, se cree que esos hoyos son el resultado del colapso de lava ocurrido hace miles de millones de años, cuando la Luna era un sitio más cálido y con actividad volcánica.
Las imágenes de mayor resolución disponibles para el cráter Philolaus no permiten que los pozos se identifiquen como tragaluces de tubo de lava con una certeza del 100%, pero estamos buscando buenos candidatos considerando simultáneamente su tamaño, forma, condiciones de iluminación y configuración geológica, explica Pascal Lee, científico planetario en el Instituto SETI y el Mars Institute y responsable del nuevo hallazgo en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley.

Más información en:


Agua e ingredientes de la vida, juntos en meteoritos.

11 de enero de 2018.

Una mezcla de compuestos orgánicos complejos como hidrocarburos y aminoácidos han sido descubiertos juntos por primera vez en un par de meteoritos.

Créditos de la imagen: Queenie Chan/ The Open University, U.K.

El estudio completo detalló la composición química dentro de minúsculos cristales de sales de coloraciones azul y púrpura tomados de estos meteoritos y también arrojó evidencias de sus posibles orígenes.
Este es el primer estudio de química integral en cristales de sal encontrados en meteoritos que impactan la Tierra y que proporcionan datos sobre la existencia de materia orgánica y agua líquida en ellos de manera simultánea.
"Es como encontrar una mosca en ámbar", dijo David Kilcoyne, científico de Advanced Light Source (ALS) de Berkeley Lab, quien proporcionó los rayos X que se utilizaron para analizar los componentes químicos orgánicos de las muestras, incluidos carbono, oxígeno y nitrógeno.
Queenie Chan, una científico planetario asociada a la investigación dijo: "Esta es realmente la primera vez que hemos encontrado abundante materia orgánica asociada con agua líquida”, agregó: "Estamos viendo los ingredientes orgánicos que pueden conducir al origen de la vida", incluidos los aminoácidos necesarios para formar proteínas.

Más información en:



Concentración de hierro en las estrellas incide en la dinámica orbital.

09 de enero de 2018.

Un equipo de investigación del Sloan Digital Sky Survey ha determinado que la composición química de una estrella incide directamente sobre la dinámica orbital de su sistema planetario, de esta manera hay nuevos datos para la caracterización y estudio de la evolución fisicoquímica de los sistemas planetarios.



Representación artística de cómo el contenido de hierro de una estrella puede afectar sus planetas. Una estrella normal (verde) es más probable que aloje un planeta de período más largo (órbita verde), mientras que una estrella rica en hierro (amarilla) es más probable que albergue un planeta de período más corto (órbita amarilla).

Crédito de la imagen: Dana Berry / SkyWorks

Los astrónomos encontraron que las estrellas con mayores concentraciones de hierro, tienden a tener sus planetas en un entorno muy cercano y con periodos orbitales muy rápidos; mientras que aquellas estrellas con menores cantidades de hierro alojan a sus planetas en órbitas más distantes, lo cual implica un periodo orbital más largo. Con esta investigación se asume como un ingrediente fundamental a la química estelar para la configuración de la dinámica orbital.
Los resultados de la investigación fueron obtenidos gracias a una gran cantidad de observaciones realizadas mediante espectroscopía y producto de la comparación con observaciones hechas por el Telescopio Kepler. Con los datos proporcionados por este estudio, se podrían efectuar una serie proyecciones para la detección de exoplanetas, a partir de la caracterización química de la estrella de dicho sistema planetario, además de contar con importantes datos para la reconstrucción teórica de su formación y evolución.

Más información en:


Las ondas gravitacionales miden el Universo.

08 de enero de 2018.



NGC4993, la galaxia que alberga el evento de onda gravitacional GW170817 que se ha utilizado para medir la edad del universo. La fuente del evento es el punto rojo en la parte superior izquierda del centro de la galaxia; no estaba allí en las imágenes anteriores. Crédito: NASA y ESA.

La detección directa de ondas gravitacionales de al menos cinco fuentes durante los últimos dos años ofrece una espectacular confirmación del modelo de gravedad y espacio-tiempo de Einstein. El modelado de estos eventos también ha proporcionado información sobre la formación masiva de estrellas, explosiones de rayos gamma, características de estrellas de neutrones y, por primera vez, la verificación de ideas teóricas sobre cómo se producen los elementos muy pesados, como el oro.
Los astrónomos ahora han utilizado un solo evento de onda gravitacional (el catalogado como GW170817) para medir la edad del Universo. Los astrónomos del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, CfA, Peter Blanchard, Tarreneh Eftekhari, Victoria Villar y Peter Williams fueron miembros de un equipo de 1.314 científicos de todo el mundo que contribuyeron a la detección de ondas gravitacionales debido a la fusión de un par de estrellas de neutrones binarias, seguido de la detección de rayos gamma y posterior identificación de la galaxia fuente del cataclismo, la NGC4993.
Un análisis de las ondas gravitacionales de este evento infiere su fuerza intrínseca. La fuerza observada es menor, lo que implica que la fuente se encuentra a unos 140 millones de años-luz de distancia. NGC4993, su galaxia anfitriona, tiene una velocidad recesiva (debido a la expansión del Universo) que se puede medir a partir de sus líneas espectrales. Saber qué tan lejos está y qué tan rápido se está moviendo una galaxia de nosotros permite a los científicos calcular el tiempo transcurrido desde que comenzó la expansión: la edad del Universo: entre 11,9 y 15,7 mil millones de años debido a las incertidumbres experimentales.

Describen como podría haberse formado el Sistema Solar.

08 de enero de 2018.



Cortes de una simulación que muestra cómo evolucionan las burbujas alrededor de una estrella masiva en el transcurso de millones de años. Crédito: V. Dwarkadas y D. Rosenberg.

Científicos de la Universidad de Chicago han propuesto una teoría completa de cómo pudo formarse nuestro Sistema Solar en las burbujas producidas por el viento de una estrella gigante, muerta hace tiempo. El estudio se centra en el misterio que rodea a las abundancias de dos elementos en nuestro Sistema Solar comparadas con el resto de la galaxia.
La teoría predominante general es que nuestro Sistema Solar se formó hace miles de millones de años cerca de una supernova. Pero el nuevo escenario comienza, en cambio, con un tipo de estrella gigante llamado estrella de Wolf-Rayet, con entre 40 y 50 veces el tamaño de nuestro Sol. Son las estrellas más calientes de todas, y producen toneladas de elementos que son expulsados desde la superficie por un intenso viento estelar. Mientras la estrella de Wolf-Rayet arroja su masa, el viento estelar da forma al material que hay a su alrededor, formando una estructura de burbuja con una gruesa envoltura.

“La envoltura de esa burbuja es un buen lugar para producir estrellas, porque el polvo y el gas quedan atrapados en el interior, donde pueden condensar en estrellas”, explica Nicolas Dauphas (Universidad de Chicago). Los autores del estudio estiman que entre un 1 y un 16 por ciento de todas las estrellas del tipo del Sol podrían ser formadas en estos viveros estelares.
Los meteoritos sobrantes del Sistema Solar primitivo nos indican que había mucho aluminio-26 y varios estudios indican que había poco hierro-60.
Las supernovas producen ambos isótopos y había que explicar por qué uno de ellos era inyectado en el Sistema Solar y el otro no. En cambio, las estrellas Wolf-Rayet expulsan mucho aluminio-26 pero no hierro-60. “La idea es que el aluminio-26 emitido por la estrella Wolf-Rayet es transportado hacia afuera por granos de polvo formados alrededor de la estrella. Estos granos poseen suficiente momento como para atravesar un lado de la envoltura, donde la mayoría son destruidos, quedando el aluminio atrapado en ella”, explica Vikram Dwarkadas (Universidad de Chicago).
Más tarde, parte de la envoltura colapsa hacia dentro debido a la gravedad, formando nuestro Sistema Solar.

Más información en:










Cae un meteorito cerca de Detroit (EEUU) y provoca un temblor de intensidad 2

Cae un meteorito cerca de Detroit (EEUU) y provoca un temblor de intensidad 2
/jsm, EFE 9 hours ago 


 Una cámara graba cómo un meteorito cae sobre el cielo nocturno de Michigan y se transforma de un azul frío a un blanco brillante a medida que desciende.
El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) confirmó la caída hoy de un meteorito en las afueras de Detroit (Michigan) que provocó un pequeño temblor de intensidad 2 en la escala de Richter.
El temblor se registró a las 20.09 hora local (01.09 del miércoles GMT).
El USGS confirmó que el origen del sismo fue la caída de un meteorito que "se vio y oyó" en el área de Detroit.
La "ubicación aproximada" de la caída del meteorito fue ocho kilómetros al oeste-suroeste de New Haven, localidad de unos 4.600 habitantes a las afueras de Detroit y cercana al lago St. Clair y a la frontera con Canadá.
Antes de que el USGS confirmase la caída del meteorito, decenas de ciudadanos compartieron en las redes sociales grabaciones del fenómeno en las que se aprecia un fogonazo de luz seguido de una aparente explosión.
A raíz de estas grabaciones, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) dijo que el "destello y el estruendo" no correspondían a un relámpago ni a un trueno y ya avanzó que parecía tratarse de un meteoro. EFE

https://espanol.yahoo.com/noticias/cae-meteorito-detroit-eeuu-provoca-temblor-intensidad-2-052400900.html


El telescopio James Webb dará a partir de 2019 una vista del Universo

El telescopio James Webb dará a partir de 2019 una vista del Universo
El Telescopio Espacial James Webb (JWST) se lanzará al espacio en la primavera de 2019 con el objetivo de "mirar atrás en el tiempo" y tratar de observar la luz de las primeras estrellas que se formaron en el universo, así como la composición química de los exoplanetas.

05 de octubre de 2017 12:50 PM
Actualizado el 05 de octubre de 2017 12:58 PM
PARA COMPARTIR
El telescopio James Webb dará a partir de 2019 una vista del Universo
Villanueva de la Cañada.- El Telescopio Espacial James Webb (JWST) se lanzará al espacio en la primavera de 2019 con el objetivo de "mirar atrás en el tiempo" y tratar de observar la luz de las primeras estrellas que se formaron en el universo, así como la composición química de los exoplanetas.
Así lo señalaron hoy, en rueda de prensa, algunos de los científicos involucrados en el telescopio JWST, un proyecto conjunto de la agencia espacial estadounidense NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la agencia espacial canadiense CSA, y que cuenta con la participación de empresas y científicos españoles, reseñó Efe.
JWST, que incluye cuatro instrumentos científicos montados tras el propio telescopio, ayudará a saber más de los orígenes del Universo al observar la luz infrarroja procedente de las galaxias más jóvenes y las primeras estrellas: mostrará con todo detalle cómo se forman las estrellas y los sistemas planetarios, además de los planetas de nuestro sistema solar y los que orbitan otras estrellas.
El JWST está diseñado para "expandir los éxitos científicos" del telescopio Hubble y mirar donde este no fue capaz de hacerlo por su tecnología; por ejemplo el Hubble no puede "atravesar" nubes interestelares de gas y polvo, el nuevo telescopio sí lo hará.
Uno y otro, en todo caso, se complementarán científicamente, según los expertos.
El JWST es un telescopio "frío", diseñado para operar a muy bajas temperaturas (alrededor de 230 grados bajo cero).
De esta forma, asegura la ESA, ofrecerá una vista inédita del universo a longitudes de onda del infrarrojo cercano y el infrarrojo medio, permitiendo estudiar una gran variedad de objetos celestes, desde galaxias vecinas hasta los confines del Universo más distante.
El JWST, diseñado para operar un mínimo de cinco años con una ampliación a diez, se lanzará a bordo de un cohete Ariane 5 ECA desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa), en la primavera de 2019, lo que supone un retraso de unos seis meses respecto a la última fecha planeada, octubre de 2018.
Uno de los desafíos técnicos es introducir el telescopio de 6,5 metros y su parasol, del tamaño de una pista de tenis, en un cohete de 5 metros de diámetro, lo que se ha descrito como algo parecido a meter un barco en una botella, relata la ESA en una nota de prensa.
Por eso el telescopio de lanzará plegado y una vez en el espacio su apertura durará casi un mes, detalla Catalina Alves, de la ESA.
Entre los instrumentos que viajarán con JWST está la Cámara para el Infrarrojo Cercano (NIRCam), diseñada principalmente para buscar estrellas, cúmulos estelares y núcleos de galaxias primigenios formados tras el Big Bang, descubrir supernovas en galaxias remotas y analizar la población estelar de galaxias cercanas, entre otros.
El Espectrógrafo para el Infrarrojo Cercano (NIRSpec) obtendrá espectros de más de cien galaxias simultáneamente y estudiará las propiedades y composición de las atmósferas de los planetas extrasolares -se han hallado más de 3.000-.
El instrumento Cámara y Espectrógrafo para el Infrarrojo Medio (MIRI) escudriñará las poblaciones estelares extremadamente antiguas y distantes, regiones de intensa formación estelar ocultas tras gruesas capas de polvo o la física de protoestrellas.
El cuarto instrumento es la Cámara para el Infrarrojo Cercano y Espectrógrafo sin Ranura (NIRISS).
JWST orbitará en el llamado punto de Lagrange L2, a 1,5 millones de kilómetros de la órbita terrestre y usará para enviar los datos, en distintos momentos, seis antenas distribuidas por el planeta.
Los datos se recibirán en el Space Telescope Science Institute de Baltimore (EEUU) donde se calibrarán, explicó Macarena García, una de las responsables del instrumento MIRI que trabaja en este centro.
Los datos que se obtengan por los distintos grupos de investigación -que deberán concursar para obtener tiempo de observación- se abrirán después a toda la comunidad científica.
Para Javier R. Goicoechea, del español Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), este telescopio será el más grande enviado al espacio: "en el cosmos el tamaño sí importa" y las investigaciones de JWST pueden suponer "un hito y una revolución".
http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/telescopio-james-webb-dara-partir-2019-una-vista-del-universo_672765

martes, 16 de enero de 2018

India lanza al espacio con éxito 31 satélites en un solo cohete

India lanza al espacio con éxito 31 satélites en un solo cohete
·        Fri, 12/01/2018 - 07:07






La India lanzó hoy con éxito al espacio 31 satélites en un solo cohete, enviando así el aparato número 100 de la misión espacial india, que situará en órbita tres aparatos del país asiático y de otras seis nacionalidades como Francia, Estados Unidos o Canadá.

El lanzamiento se llevó a cabo con un vehículo polar PSLV-C40 a las 09.29, hora local (03.59 GMT), desde una plataforma en la base de Sriharikota, en el estado suroriental de Andhra Pradesh, informó la Organización de la Investigación Espacial de la India (ISRO).
La agencia espacial india emitió en directo todo el proceso desde la cuenta atrás hasta la confirmación del éxito de la operación casi media hora después con la puesta en órbita del cohete, momento en el que comenzó a distribuir los satélites en el espacio.
"El satélite ha sido lanzado con éxito", sentenció el ISRO en un comunicado.
De los 31 satélites lanzados a órbita, con un peso total de 1.323 kilogramos, tres pertenecían a la India y los "3 micro-satélites y 25 nano-satélites" restantes a Canadá, Finlandia, Francia, Corea del Sur, Reino Unido y Estados Unidos, detalló la ISRO.
Entre los satélites, destaca el indio de la serie Cartosat-2, el más pesado de todos con 710 kg y que es utilizado con fines cartográficos y para "observar la tierra", precisó la agencia espacial.
La India comenzó a colocar satélites en la órbita terrestre en 1999 y forma parte del exclusivo grupo de países que disponen de sistema de navegación por satélite, en el que figuran Estados Unidos (GPS) y Rusia (GLONASS).
El país cuenta con uno de los programas espaciales más activos del mundo, con un centenar misiones desde su fundación hace poco más de medio siglo.
En febrero del año pasado lanzó con éxito al espacio en un solo cohete la cifra récord de 104 satélites de siete nacionalidades diferentes, marcando un nuevo logro para la agencia espacial india que ya consiguió en 2014 colocar una sonda en la órbita de Marte.
EFE
Por Informe21 / FL