miércoles, 21 de febrero de 2018

Próximos eventos astronómicos


Próximos eventos astronómicos.

Viernes 23: Conjunción lejana entre la
Luna y Aldebarán
En horas tempranas de la noche.


Domingo 25: ocultación de 64 Orionis
por la Luna.


Desaparece por el limbo oscuro a las 6:03:49 UTC.

EL CIELO SE ESTÁ CAYENDO: BOLAS DE FUEGO EXPLOTAN EN ESPAÑA, CANADÁ Y EE. UU.

EL CIELO SE ESTÁ CAYENDO: BOLAS DE FUEGO EXPLOTAN EN ESPAÑA, CANADÁ Y EE. UU.



http://orbesargentina.com/bolas-de-fuego/


Nota del Editor: que título más sensacionalista, un meteorito que cayó,gran cosa, todos los días cae alguno en cualquier sitio y no son vistos.

¿Sabía Ud. que...? Cuasi-satélites de la Tierra.

 
¿Sabía Ud. que...?
Cuasi-satélites de la Tierra.
Los cuasi-satélites son un tipo de objeto estelar, con
una configuración orbital que guarda una
resonancia 1:1 con algún planeta
del Sistema Solar, en otras palabras, tanto un
planeta como un “cuasi-satélite” toman el mismo
tiempo para orbitar el Sol.
A continuación reseñamos el listado de los
cuasi-satélites que se conocen de nuestro
planeta. Cabe destacar, que la mayoría de estos
objetos se encuentran relacionados por la
condición de ser potencialmente peligrosos
para la Tierra. Hasta la fecha
la Tierra tiene 6 cuasi-satélites:
2003 YN107: Descubierto en 2003, está orbitando
la Tierra desde 1999. Es el primer cuasi-satélite
de la Tierra que se conoció. Según el cálculo
de los astrónomos, el 10 de junio de 2006 se
acercó a una distancia aproximada de 3,4 millones
de kilómetros de la Tierra, mucho más próximo
de lo habitual.
2004 GU9: Descubierto en el año 2004, fue catalogado
como un objeto NEO y posteriormente los estudios
de dinámica orbital arrojaron que mantenía una
resonancia 1:1 con la Tierra, siendo un cuasi-satélite
terrestre hasta mediados del año 2060.
2006 FV133: Descubierto desde el Observatorio
Kitt Peak; tratándose de un acompañante orbital
de la Tierra; con una órbita altamente excéntrica
que hace que cruce las órbitas de los planetas
Venus y Marte.
2013 LX28: Tercer cuasi-satélite terrestre; descubierto
en el año 2013 y clasificado como un asteroide Apolo.
2014 OL339: Se trata de un asteroide perteneciente
al grupo Atón; siendo el cuarto elemento co-orbital
clasificado como cuasi-satélite terrestre.
2016 HO3: Detectado como un elemento co-orbital
de la Tierra y posteriormente reclasificado como
un cuasi-satélite; se espera que este objeto
permanecerá en el mismo estado dinámico
durante un periodo de cientos de años.
Fuentes:

Astronoticias-PARTE II-21-02-18

Astronoticias.


El lento alejamiento de la Luna.
08 de febrero de 2018.


La Luna posee un abultamiento ecuatorial fósil,
una estructura que solidificó hace más de
4 mil millones de años.Fuente: UC Boulder.
Un estudio proporciona datos nuevos sobre el abultamiento ecuatorial
excesivo de la Luna, una estructura que solidificó hace más de
4 mil millones de años, mientras la Luna se alejaba gradualmente
de la Tierra. La investigación determina los parámetros relacionados
con la rapidez de recesión de la Luna y sugiere que la hidrosfera del
planeta naciente no existía o todavía estaba congelada en aquél
momento, apoyando de manera indirecta la teoría de que el Sol
era más débil, emitiendo alrededor de un 30 por ciento menos
energía que en la actualidad.
La Luna se aleja de la Tierra actualmente a un ritmo de 4 cm
por año, según las observaciones realizadas con láser en espejos
lunares instalados por la misiones Apollo. La recesión es resultado
de la interacción gravitatoria o de marea entre la Tierra y la
Luna. El mismo proceso frena la rotación de la Tierra y aumenta
la duración del día. Sin embargo, la recesión de la Luna primitiva
es todavía desconocida en gran parte.
La rotación de la Luna la achata por sus polos y produce
un abultamiento
en su ecuador. El abultamiento tendió a reducirse ajustándose a la
disminución de la fuerza de rotación mientras se alejaba
de la Tierra y reducía su ritmo de rotación, hasta que la Luna
se enfrió, quedando solidificado con un abultamiento permanente
en su corteza, creando el llamado abultamiento fósil.
Utilizando un modelo dinámico, Shijie Zhong (CU Boulder) y
sus colaboradores determinaron que la formación del abultamiento
fósil fue muy lenta, durante varios cientos de millones
de años, y en una época en la que no existía agua líquida
en la Tierra que pudiera disipar energía en respuesta
a las fuerzas de marea.
Más información en:
Lanzado con éxito Falcon 9 Heavy.
07 de febrero de 2018.


Space X lanzó su primer cohete Falcon Heavy desde el Centro
Espacial Kennedy, en Florida. El cohete se convirtió en el lanzador
más potente en funcionamiento desde que el Saturno V de
la NASA despegase con las misiones Apolo hacia la Luna
desde ese mismo emplazamiento.
El cohete despegó a las 20.45 UTC, dos horas y 45 minutos
más tarde de lo previsto, debido a la presencia de fuertes
vientos a gran altitud que habrían podido complicar
la trayectoria inicial del cohete.
Los dos cohetes laterales se desprendieron del cuerpo
principal a los dos minutos y medio del despegue, y regresaron
de forma controlada a puntos de aterrizaje situados
en el propio Centro Espacial Kennedy, solo 7 minutos
después del lanzamiento.
El motor principal del cohete prosiguió proporcionando
empuje a la cápsula superior para la carga útil. Un minuto
después, este cohete también se separó y regresó hacia
una plataforma marina en pleno Océano Atlántico. Aunque
en las cámaras de la plataforma se apreció la polvareda propia
de un aterrizaje, el cohete finalmente no se recuperó y cayó
al mar, aparentemente por un fallo en los motores, lo cual originó
que solo encendiera uno de los tres propulsores que se
tenían previsto funcionaran para el descenso.
Esta era la primera vez que Space X intentaba recuperar en
un solo lanzamiento las tres primeras etapas de sus cohetes
para reutilizarlos.
Más información en:
Vistas panorámicas de Marte.
06 de febrero de 2018.


Esta imagen que tomó el rover Curiosity de la NASA en Marte
desde una cresta montañosa ofrece una imponente vista
panorámica de los sitios clave visitados desde el aterrizaje
del rover en 2012. Esta ubicación dio la oportunidad para
que el rover realizara un seriado de tomas panorámicas que
abarcaron los 360 grados del paisaje marciano con vista
al horizonte.
Más información y video en:
Mundos de agua en TRAPPIST-1.
06 de febrero de 2018.


Hace un año se anunció el descubrimiento de los al menos
siete exoplanetas que giran alrededor de la estrella enana
ultrafría TRAPPIST-1, a solo 40 años luz de la Tierra. Ahora,
los astrónomos han incrementado sus estudios sobre ese
sistema planetario, tanto con telescopios basados en Tierra
como en el espacio. Un equipo de científicos, liderado por
Simon Grimm, de la Universidad de Berna (Suiza), ha aplicado
métodos de modelado informático muy complejos a los datos
disponibles y ha determinado las densidades de los planetas
con mucha más precisión.
Las medidas de densidad, combinadas con modelos de
composición de planetas, sugieren firmemente que los
siete planetas TRAPPIST-1 no son mundos rocosos
estériles, sino que contienen cantidades significativas
de material volátil (probablemente agua) que alcanza hasta
un 5% de la masa del planeta en algunos casos, lo cual
supone una gran cantidad. En comparación con el 0,02 %
que hay en la Tierra, representa una cantidad 250 veces
mayor de los océanos de la Tierra, aunque no en forma
de agua líquida.
TRAPPIST-1b y 1c, los planetas más interiores, parecen
tener núcleos rocosos y estar rodeados de atmósferas
mucho más gruesas que la de la Tierra. TRAPPIST-1d
es el más ligero de los planetas, con un 30 por ciento
de la masa de la Tierra; los científicos no están seguros
de si tiene una gran atmósfera, un océano o una capa de
hielo. TRAPPIST-1e parece tener una composición mucho
más rocosa que el resto de los planetas, además de tener
posibilidades de albergar agua líquida. En términos de
tamaño, densidad y de la cantidad de radiación que
recibe de su estrella, es el planeta más similar
a la Tierra. En cuanto a TRAPPIST-1f, 1g y 1h, están
lo suficientemente lejos de la estrella anfitriona como
para que el agua pueda congelarse y formar hielos
sobre sus superficies.
Más información en:
NASA no se explica la reactivación del IMAGE.
05 de febrero de 2018.


Ingenieros de la NASA han comprobado que el satélite
IMAGE, perdido en 2005 y que volvió a funcionar la semana
pasada, reinició de manera misteriosa una sección del
hardware averiada en 2004.
El 24 de noviembre de 2004, la nave espacial IMAGE, que
en ese momento funcionaba por completo, se reinició
inesperadamente y procedió a cargar sus programas
operativos por el lado etiquetado como B de la unidad.
Los satélites generalmente se construyen con hardware
redundante, a menudo llamados "Lado A" y "Lado B". En caso
de que falle una mitad, los operadores pueden cambiar
a la otra con un efecto mínimo a la misión. Los
científicos involucrados en la misión concluyeron
que el lado A había fallado, y procedió por el resto
de la misión exclusivamente con el lado B.
Sin embargo, los nuevos datos de la telemetría
recibidos ahora de IMAGE indican que la unidad
de potencia de la nave ahora está operando nuevamente
en su lado A. La causa final del reinicio aún no
se conoce, pero estos hallazgos recientes sugieren
que, de hecho, se ha producido un reinicio de alguna forma.
El satélite IMAGE (Imager for Magnetopause-to-Aurora
Global Exploration, Exploración Global Fotográfica
para Magnetopausa y Auroras) fue lanzado el 25 de
marzo de 2000 y el contacto se perdió inesperadamente
el 18 de diciembre de 2005.
Más información en:
nasa-no-explica-misterioso-despertar-satelite-image-
20180205130759.html

Vientos estelares con comportamiento inesperado.
05 de febrero de 2018.



El observatorio XMM-Newton de la ESA ha visto
cambios sorprendentes en las poderosas corrientes
de gas de dos estrellas masivas, lo que sugiere
que los vientos estelares que chocan con la materia
circundante a la estrella no se comportan
como se esperaba.
Las estrellas masivas, varias veces más
grandes que nuestro Sol, llevan vidas
turbulentas, queman rápidamente su
combustible nuclear y vierten grandes
cantidades de materia en su entorno a lo largo
de sus cortas pero brillantes vidas. Estos feroces
vientos estelares pueden transportar el equivalente
de la masa de la Tierra en un mes y viajar a millones
de kilómetros por hora, por lo que cuando dos
de esos vientos colisionan, liberan enormes
cantidades de energía.
El choque cósmico calienta el gas a millones
de grados, lo que lo hace brillar intensamente
en rayos X.
Normalmente, los vientos en colisión cambian
poco porque tampoco lo hacen las estrellas
ni sus órbitas. Sin embargo, algunas estrellas
masivas se comportan dramáticamente.
Este es el caso del HD 5980, un sistema
binario de estrellas gigantes con masa 60 veces
la de nuestro sol y situadas a solo 100 millones
de kilómetros de distancia, más cerca de lo
que está la Tierra del Sol.

Una tuvo una gran explosión en 1994,
que recuerda la erupción que
convirtió a Eta Carinae en la
segunda estrella más brillante del cielo durante
aproximadamente 18 años en el siglo XIX. Si bien
ahora es demasiado tarde para estudiar la histórica
erupción de Eta Carinae, los astrónomos han estado
observando HD 5980 con telescopios de rayos X
para estudiar el gas caliente.
En 2007, Yaël Nazé de la Universidad de
Lieja, Bélgica, y sus colegas descubrieron
la colisión de los vientos de estas estrellas
mediante observaciones realizadas por los
telescopios de rayos X Chandra de la NASA y
XMM-Newton de la ESA, entre 2000 y 2005. Luego
lo vieron de nuevo con el XMM-Newton en el 2016.
"Esperábamos que HD 5980 se desvaneciera
suavemente a lo largo de los años a medida
que la estrella en erupción volvía a la normalidad, pero
para nuestra sorpresa, hizo todo lo contrario", dice Yaël.
Descubrieron que el par era dos veces y medio
más brillante que una década antes, y su emisión
de rayos X fue aún más enérgica. Es la primera vez
que los astrónomos observan este tipo de
comportamiento en la interacción
con el viento estelar.
Más información en: